16 de March de 2012 00:01

El destino de la valija diplomática era la Oficina Comercial en Milán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La salida de la valija diplomática desde la Cancillería quedó registrada en una hoja escrita a mano. El documento de una página, que el 16 de febrero emitió el Centro de Adiestramiento Canino policial (CAC), certifica que la valija estuvo en la Cancillería, en Quito.

Ese informe revela que el 11 de enero, cuando la valija fue despachada de Relaciones Exteriores a Italia, Cristian Puedmag firmó la llamada hoja de control de chequeo. El funcionario actuó como representante de la Cancillería ecuatoriana. Según los registros digitales de esta Secretaría de Estado, en enero él estaba asignado al área de ‘apoyo’, con el cargo de auxiliar de servicio y un sueldo de USD 504 al mes.

Ahora, su computadora está en manos de la Fiscalía y peritos investigan los correos que reposan en esa y otras seis máquinas de Relaciones Exteriores.

El 11 de enero, cuando Puedmag firmó como “responsable” ante el CAC, la valija fue chequeada por los cabos de Policía Víctor Lastra, Alexandra Curay y Angelita Tenemasa y por los canes Bebé y Eva. Luego carga quedó en poder del courier TNT. Esto, según un informe que el jefe de Operaciones del CAC, Santiago Solano, envió al mayor Yuri Narváez, jefe del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC).

Documentos de TNT también precisan el destino que tenía el cargamento. En el registro de despacho de TNT reza que el punto de arribo de la valija era la Oficina Comercial en Milán, con dirección registrada: Vía Vittor Pisani 9, 20124 Milán, Italia.

Este Diario cruzó datos con información oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores. En esa dirección están las instalaciones del Consulado de Ecuador en Milán. A la Oficina Comercial estaba asignada una sola persona, quien sigue en el despacho, al igual que la cónsul de Ecuador en Milán, Narcisa Soria, quien, según la Cancillería, en febrero (un mes después del hallazgo de la droga en la valija) recibía un sueldo mensual de USD 1 400.

Dos semanas después de que el canciller Ricardo Patiño revelara el caso, circularon fotografías de Cristian Loor y Jorge Redrobán. Ellos y otras cinco personas están detenidas en Italia por este caso. En algunas imágenes aparecen junto a una mujer: Narcisa Soria.

En un comunicado atribuido al Consulado del Ecuador en Milán se dice que Loor habría dedicado a Soria “el éxito” de la obra Ruga la tortuga y que “este proyecto fue una idea de esta administración consular”. Según la Cancillería, hasta enero había 11 personas delegadas a esa oficina diplomática. En febrero, luego de que se hiciera público el caso, solo nueve personas constaban en la delegación, según la web de Relaciones Exteriores.

En Quito, las investigaciones se desarrollan con hermetismo. El caso se ventila en la Unidad de Crimen Organizado de la Fiscalía. En respuesta al pedido del asambleísta Andrés Páez, el fiscal general, Galo Chiriboga, dice que “según la normativa el funcionario de la Fiscalía, de la Policía Nacional o de otra institución que ponga en peligro el éxito de la investigación será sancionado”.

Ayer, la Fiscalía General difundió en su página oficial que “la Embajada ecuatoriana en Italia remitió al Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país a la solicitud de asistencia penal internacional”. En el comunicado oficial se advierte que el organismo el fiscal Fernando Guerrero, quien lleva el caso, “ha sido liberado de otras tareas”. Esto -según el ente- para que “se dedique exclusivamente a esta investigación y que inicie la indagación a la empresa transportadora de la valija”.

La Policía también se mantiene en silencio y altos oficiales aseguran que el caso está en indagación y que esta etapa es reservada.

Sin embargo, documentos oficiales detallan en cuatro puntos cómo se produjo la inspección de la carga entregada por RR.EE.

Según la hoja de control de chequeo, la inspección de la valija “no arrojó novedades de importancia”. El informe final lo firmaron el representante de la oficina de valijas diplomática de la Cancillería, el representante de la agencia de correos TNT y el guía antinarcóticos más antiguos del grupo policial: Víctor Lastra.

Ese 11 de enero, la inspección al envío oficial no fue la única operación de los agentes del Centro Canino. Registraron envíos más de cuatro empresas más.

La cronología

Las 10 cajas de la valija diplomática fueron entregadas a la empresa TNT, a las 16:30 del 11 de enero, en la planta baja de Cancillería.
 
TNT entregó la valija a la empresa LAN. Esa aerolínea la transportó a Guayaquil a las 06:30 del 12 de enero. El cargamento fue entregado después a la empresa Iberia.    

La valija llegó a Madrid a las 14:00 del 13 de enero. Desde allí se trasladó a Bélgica.

La valija diplomática llegó a Milán (Italia ) el 16 de enero. La Policía de Milán detectó que había droga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)