18 de July de 2011 00:02

‘De todos los delitos, menos del 5% es cometido por extranjeros’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

José Sandoval. Director de Refugio del Ministerio de Relaciones Exteriores

Su experiencia. El doctor José Sandoval es director de Refugio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador.

Su punto de vista. Cree que Ecuador debe ser coherente con los extranjeros que viven aquí. Manifiesta que se fortalecerán las oficinas de refugio a escala nacional.

El mes pasado se anunció que se endurecerán las reglas para entregar el estatus de refugio. ¿Qué se ha hecho desde entonces?

Hay varios mecanismos en plena ejecución. Esto prácticamente partió desde enero de este año cuando, por ejemplo, se comenzó a intercambiar información entre las bases de datos de la Policía de Migración y la Dirección de Refugio. Una de las limitantes que tienen los refugiados y los solicitantes es que no pueden abandonar el país sin la autorización de esta Dirección.

¿Eso ocurría?

Justamente como resultado de este control más estricto hemos verificado que ciudadanos con refugio han salido de Ecuador, es decir, han abandonado la protección del Estado ecuatoriano y su caso ha pasado a revisión para que se le quite ese estatus.

¿Cuántos casos son?

Entre el 2010 y el 2011 estamos hablando de unos 20 ó 30. Hasta junio, en el país tenemos registrado 54 600 refugiados.

¿Qué otras medidas se han aplicado hasta ahora?

Hace un par de meses, Rehabilitación Social nos ha dado el listado de todos los presos extranjeros. Estamos verificando quiénes son refugiados y, evidentemente, cuando salgan en libertad serán expulsados a sus países.

¿Y cuántos son?

No hemos terminado (de verificar), como es una lista de varios miles de personas y como no son sistemas compatibles tenemos que hacer un cotejamiento. La otra medida es unificar criterios para la admisibilidad.

¿En qué consiste?

En que si viene una persona y no tiene motivos fundados para invocar el refugio no se le da. Esto, a través de un acuerdo ministerial que se publicó en enero de este año. De allí que ni siquiera se le permite el ingreso a trámite.

¿Qué irregularidad hallaron en ese proceso?

Personas que efectivamente habían estado abusando de esta legislación tan generosa, como son estos convenios internacionales y les permitían estar seis u ocho meses en Ecuador, mientras se resolvía esta situación.

¿Qué pasa ahora?

A través de este proceso de admisibilidad, de partida se indica que su caso no califica y no ingresa a trámite. Hay un descenso grande en el número de solicitantes y de refugios concedidos. Entonces, esta preocupación existía y estábamos conscientes de que había personas que estaban abusado, pues había casos no muy fundamentados y, sin embargo, se les permitía una permanencia migratoria, hasta que finalmente sea conocido su caso oficialmente por las autoridades.

¿Hay casos fuertes?

Hubo el caso de un narcotraficante que cumplió la sentencia (en Ecuador) y para evitar ser devuelto a su país pidió refugio. Esos casos ni siquiera entran al proceso de admisibilidad y quedan fuera.

En todo este proceso ¿se ha tomado en cuenta el hecho de que extranjeros con estatus de refugio estarían inmiscuidos en hechos delictivos en el país?

Las estadísticas demuestran todo lo contrario.

¿Qué dicen?

El nivel de participación de extranjeros en delitos en Ecuador está por debajo del promedio mundial. Pero se les ha dado mayor visibilidad. Es más una cuestión de percepción (que extranjeros estén involucrados en actos de violencia). De todo los delitos, menos del 5% es cometido por extranjeros, que ya es un universo mucho más grande que refugiados. Llegado un momento, esto puede ser peligroso, porque puede afectar a la integración de los refugiados, pues genera sentimientos de xenofobia y de recelo.

Usted dice que las medidas se aplican desde enero, pero el presidente Rafael Correa se refirió al tema el mes pasado. ¿Qué más viene?

Entre refugios revocados y en trámite para revocar o no hay unos 20. Esto, porque han viajado fuera del país sin la autorización de esta Dirección. Incluso detectamos unos tres casos de falsificación de permisos que otorga la Cancillería para que en emergencias, por ejemplo, los refugiados puedan salir del país. En estos casos no únicamente pedimos la revocatoria, sino que hemos enviado los casos a la Fiscalía.

¿Qué pasa con el registro ampliado de refugiados?

Unos 5 000 casos de refugio van a entrar en análisis, casos que habían sido negados previamente pero que fueron admitidos en el registro ampliado que comenzó en el año 2009.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)