13 de April de 2010 00:00

Los cubanos cambian de métodos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Unidad de Investigación

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde octubre pasado, unos 17 cubanos han sido detenidos por cometer delitos flagrantes en el Registro Civil (RC), especialmente en Turubamba, en el sur de Quito.

En la mayoría de casos –según datos del Departamento Jurídico- se trató de ciudadanos foráneos que presentaron partidas de matrimonio y otros documentos adulterados, con la ayuda, en varios casos, de ecuatorianos.

Este hecho se suma al escándalo desatado en Guayaquil por la naturalización de 95 cubanos con papeles falsos.

Ante la serie de anomalías, ayer el canciller, Ricardo Patiño, aseguró que inclusive se analiza la posibilidad de revisar las naturalizaciones que se dieron a las personas de origen cubano. “Hemos notado que hubo irregularidades en los procesos”.

Patiño también mencionó la posibilidad de revertir las naturalizaciones ilegales. “Adicionalmente, habrá una reforma legal”, refirió. “Los extranjeros deberán estar, al menos, dos años casados, antes de poder solicitar su naturalización y tener una visa”.

Las primeras evidencias de las irregularidades en Quito aparecieron desde el año pasado. En septiembre, el ecuatoriano Javier C.R. llegó a las dependencias del Registro en Turubamba con el objetivo de que le certifiquen la validez de una partida de matrimonio. Quería formalizar la supuesta boda entre una ecuatoriana y un cubano. Al revisar los archivos, se confirmó que los documentos y firmas eran fraudulentos, por lo cual lo detuvieron.

En febrero último, Javier C.R. fue condenado a un año de cárcel por uso doloso de documentos, en el proceso que se tramitó en el Juzgado Décimo Quinto de lo Penal, al que este Diario accedió.

La sentencia se expidió en un tiempo récord (seis meses), en vista de que este y otros casos han sido impulsados minuciosamente por el equipo jurídico del RC.

Según informes oficiales de la entidad, desde octubre se presentaron en la Fiscalía 41 denuncias penales por uso doloso de documentos, suplantación de identidad, duplicidad cédulas... En la mayoría de casos estuvieron implicados cubanos y fueron delitos flagrantes que se judicializaron en la Fiscalía con el inicio de instrucciones. En el mismo período se presentaron 37 denuncias por anomalías internas.

En buena parte de los casos, el objetivo de los cubanos es obtener una visa de amparo para extender su estancia en el país, casarse y pedir la naturalización. Al Registro Civil llegan con madres solteras a quienes pagan para tratar de concretar inscripciones tardías o reconocer a sus hijos, comenta Ana Tufiño, directora (e) en Turubamba.

Desde fines de marzo, el Gobierno incluyó el requisito obligatorio de la visa de no inmigrante para que los extranjeros puedan casarse con ecuatorianas.

Desde el 2007, se registraron 2 457 matrimonios entre compatriotas y cubanos, la mayoría se arreglaron por dinero.

En vista del endurecimiento de los controles, los caribeños también optaron por concretar casamientos en otras provincias, especialmente en Esmeraldas.

Romel Moya, quien integra el Departamento Jurídico del RC, informa que realizan visitas a las dependencias provinciales para capacitar a los funcionarios y prevenirlos sobre las nuevas modalidades delictivas.

Por lo pronto, se trata de establecer la forma en que los cubanos accedieron a las especies y documentos, y si detrás de estos ilícitos funciona alguna estructura. En la supuesta red, incluso, se investiga la participación de empleados. Precisamente, hace varias semanas se ordenó la detención de Washington A., trabajador del Registro en Turubamba, por la supuesta filtración de actas de matrimonio, que estaban en manos de María C., quien fue detenida al tratar de autentificarlas.

Precisamente, el cubano Juan González dice que fue víctima de una de esas organizaciones ilegales. Entregó USD 1 900 a una ecuatoriana para que tramitara una carta de invitación para un familiar que quería viajar a Ecuador. Sin esos documentos los cubanos no pueden viajar. Un ecuatoriano puede presentar hasta tres cartas al año, si demuestra que tiene solvencia económica.

“La señora me entregó una carta falsa y desapareció con todo el dinero. Al menos otras 17 personas también fueron estafadas por ella”, asegura González.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)