4 de November de 2011 00:03

8 crímenes al mes registra Santo Domingo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Policía analiza dos pistas del cuádruple crimen que se registró el último lunes en Santo Domingo. La familia asesinada, según la pericia policial, llegó hace tres años a la ciudad tsáchila; antes había residido en Nueva Loja (Sucumbíos), pero era oriunda del Guayas.

“Es posible que hubieran estado huyendo de alguien, porque no se mantenían mucho tiempo en un lugar”, asegura un agente, quien atribuye a esa causa la violencia.

Los cuatro integrantes de la familia fueron maniatados y agrupados en la sala de su vivienda, en la urbanización El Girón, antes de que fueran disparados a la altura de la sien. El hijo menor, de 17 años, además, tenía huellas de puñaladas en la espalda.

“Los asesinos incluso usaron silenciadores y almohadas para que los tiros no fueran escuchados por los vecinos”, dice un investigador. En un principio los vecinos dijeron que no habían visto nada fuera de lo normal en los alrededores de la vivienda. Pero una pobladora aportó días después con una pista. Ella dijo que el jueves 27 vio a cuatro desconocidos en el kilómetro 8 de la vía Santo Domingo-Quito.

“Dos salieron nerviosos, con la mano derecha en el bolsillo de sus chompas, y se subieron a un carro. Estaba oscuro, no pude identificar el color, pero fue extraño porque salieron a la carrera”.

Criminalística aún no establece cuándo se cometió el crimen. Por el estado de descomposición de los cadáveres se estima que pudo haber ocurrido entre jueves y viernes. El asesinato volvió a levantar las alertas de las autoridades en Santo Domingo, por la forma en que se cometió.

Según la Policía Judicial, entre enero y septiembre de este año se han registrado 74 homicidios y asesinatos en la provincia. En ese mismo período, 19 sospechosos de crímenes fueron detenidos.

El año pasado, en el mismo periodo, hubo 88 homicidios. Si bien hay menos casos, estos se han cometido con más violencia, lo cual, según Daniel Pontón, del Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana, marca a los últimos crímenes.

Como medida preventiva frente al crimen, el Comité Provincial de Seguridad de Santo Domingo elaboró un plan de Seguridad Ciudadana para dotar a las Unidades de Policía Comunitaria (UPC) de tecnología para mejorar la comunicación entre agentes y con la comunidad. El proyecto tiene un costo de USD 60 000 y ya está en la fase de estudios.

Ese proyecto contempla la instalación, en diciembre, del servicio de Ojos de Águila en Santo Domingo, el cual contará con el Sistema de Información Geográfica (GIS), y el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) para vehículos, con el objetivo de monitorear la ciudad.

Según Inteligencia policial, Santo Domingo de los Tsáchilas se encuentra en una zona considerada de alta violencia. “Este es un sitio de paso de estupefacientes, provenientes de Colombia y de Perú, y también una terminal de sicarios que cometen crímenes en la Sierra”, dice una fuente.

“Donde hay narcotráfico hay violencia. Porque usualmente se reclutan asesinos a sueldo para que cuiden las bodegas y medios de transporte o para que acaben con las personas que quieran interponerse en su camino”, relata el agente de Inteligencia.

Esa dependencia dice que la mayor parte de crímenes tiene que ver con ajustes de cuentas. Según la Policía, la familia no tenía antecedentes penales; tampoco se han logrado establecer vínculos con drogas. Los fallecidos se dedicaban a la venta de joyas y a bienes raíces. Los investigadores tienen otra pista: un doble crimen, que pudiera estar enlazado.

La familia tenía un auto Toyota Highlander híbrido, que casi no usaba. El vehículo, así como las pertenencias personales, no fueron sustraídos del domicilio tras el crimen. En eso se basa la Policía para sostener que no se trató de robo, sino de un caso de sicariato.

Socializaban poco con los vecinos del sector y casi no se los encontraba en casa, relatan vecinos. Los deudos que llegaron a Santo Domingo para retirar los cadáveres dijeron que ellos habían decidido viajar hace 15 años.

Otros hechos violentos

El 25 de julio  fue asesinado el ex concejal de Santo Domingo, Ito Menéndez. El crimen ocurrió en el mercado de mariscos,  oeste de la ciudad. La esposa recuerda que él había bajado de su camioneta, cuando un desconocido  disparó a quemarropa. Se trató de un caso de sicariato.

El 22 de junio,  César Medina, director de la Escuela Eugenio Espejo de Puerto Limón, fue asesinado con dos impactos de bala cuando salía de realizar compras junto a una compañera docente. Además, entre septiembre y octubre, la Policía conoció que dos víctimas fueron abusadas sexualmente  y asesinadas.

El 4 de agosto,  la Policía halló el cadáver de Arturo M., en el kilómetro 5 ½ de la vía Santo Domingo-Quevedo. Sus familiares creen que trataron de robarle, pero él  puso resistencia. Lo encontraron descalzo; sin su celular ni sus documentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)