22 de May de 2010 00:00

La cosecha de Montecristi

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Dimitri Barreto P.

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuatro hombres semidesnudos colgados de las manos, suspendidos uno junto a otro en forma de carrusel, frente a una turba que clama justicia.

En qué se diferencia eso del trato al que han sido sometidos sospechosos, culpables o inocentes, en los calabozos de los cuerpos de seguridad. ¿Por qué esto último si se reprocha y lo otro se silencia? Cualquiera sea la fuente ideológica o cultural, ese trato inhumano no es más que tortura, lo fue en Abu Ghraib o en Uruguay o en Chile o en Argentina.

¿Por qué ha de ser distinto en La Cocha, Zumbahua? Ah, es que es la ‘justicia indígena’. Fiscalía y Gobierno tardaron en romper el silencio y no pudieron intervenir. En tanto, en no pocos afloró el racismo.

Pero es tiempo de debatir y de actuar. En el artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU, 1948) se establece: nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. El artículo 2: todo individuo tiene derecho a la vida. Y el 7: todos son iguales ante la ley.

La Constitución (2008) concedió a las comunidades indígenas jurisdicción y creó, así, un cuasi estado, una ley paralela. ¿Ocurrirá lo mismo con el agua?

Para preservar el cauce jurídico urge reglamentar el derecho consuetudinario, con sus formas de castigo y límites. De lo contrario, lo gestado en Montecristi solo habrá servido como abono para más racismo y para una exclusión mayor del pueblo indígena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)