13 de April de 2012 00:02

La Corte dice que el perjuicio de los Isaías suma 654 millones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Roberto y William Isaías llevaron una contabilidad irregular de fondos públicos sin presentar balances, según la Corte.

Los hermanos Roberto y William Isaías incurrieron en “peculado general” (mal uso de fondos públicos, previsto en el Código Penal de 1983) y no en peculado bancario (vigente desde 1999). Así reza en las páginas 19 y 20 de la sentencia condenatoria dictada contra los inculpados en el caso Filanbanco.

Según el documento, suscrito esta semana por el juez Wilson Merino, de la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia, en el caso se investigó “la utilización de fondos provenientes de los préstamos de liquidez que los directivos de Filanbanco recibieron del Banco Central del Ecuador (recursos públicos) entre el 14 de septiembre y el 2 de diciembre de 1998”, cuando la entidad financiera pasó a manos del Estado.

El fallo precisa que se encuentra probado que “los administradores de Filanbanco (los hermanos Isaías) tenían la obligación de presentar un balance con sus respectivos anexos que refleje la situación financiera del banco, con corte al 2 de diciembre de 1998 (...): esta disposición no fue cumplida por los administradores”.

Igualmente, reza en la condena, “se encuentra probado   en el proceso que la administración de Filanbanco ha llevado una contabilidad irregular, que podría calificarse de ilegal, lo cual se advierte en el informe de auditoría externa de Price Waterhouse Coopers”.

En la página 27 de la sentencia  se cita Price Waterhouse Coopers determinó: “Las pérdidas del banco cortadas al 2 de diciembre de 1998 suman USD 654 millones”. La resolución agrega que “la responsabilidad penal es personal y no colectiva”.

En la sentencia,  los hermanos Roberto y William Isaías, así como Juan Franco Porras, Gastón García, Leonardo Navas y Antonio Arenas, fueron sentenciados a 8 años de reclusión por el delito de peculado. De otro lado, Jorge Egas Peña, ex superintendente de Bancos y Luis Jácome Hidalgo, del Banco Central en 1998, fueron sentenciados a 3  años de reclusión mayor ordinaria por una supuesta complicidad en el mismo delito, según la Corte.

Los sindicados Boanerges Pereira, Daniel Rodríguez, Gloria Ávila, María del Carmen Morla y Tyrone Castro fueron declarados inocentes y   absueltos de los cargos que se les imputan. Esto -según la Corte- tras  no   comprobarse su culpabilidad en el hecho.

54 jueces trataron el caso  durante las investigaciones.  La resolución  también precisa “que se puede determinar con objetividad que en la conducta de los sindicados como autores y cómplices hay dolo directo. Este se hace evidente cuando el ex administrador del Filanbanco crea empresas vinculadas y fantasmas para beneficio propio y de terceros”.

La defensa de los Isaías  presenta   hoy el    pedido de aclaración de  la sentencia emitida  el  miércoles por el juez de la Sala Penal de la Corte   Nacional,  Wilson Merino.

Xavier Castro, abogado de los  investigados, dijo  que  el juez  tiene   contradicciones y que   la sentencia “no se entiende bien”.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)