18 de May de 2010 00:00

La Corte acusa a los Isaías por peculado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

La carta que tenían los hermanos Roberto y William Isaías para retornar al país libremente después del 23 de junio quedó deshecha ayer.

Los conjueces ocasionales de la Primera Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia, Gerardo Morales, Jaime Santos y Gustavo Durango, declararon “inexistente” el fallo dictado el 15 de enero por los conjueces de la Sala, Walter Mazzini, Edwin Salazar y Mario Rodas.

Los tres últimos habían considerado en enero que los hermanos Isaías habían incurrido en una supuesta falsificación de balances en Filanbanco.

fakeFCKRemoveEl juicio se inició en el 2000, luego de una investigación de la eliminada Comisión Anticorrupción, en la que se determinó que se había cometido peculado al mal utilizar dinero del Estado. Filanbanco recibió en 1998 más de USD 600 millones del Banco Central para pagar la cartera vencida de sus clientes, pero, según la Justicia, los usó para entregar créditos vinculados a sus accionistas.

En marzo del 2003, el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Armando Bermeo, consideró que había pruebas suficientes para imputar a los hermanos Isaías por peculado y los llamó a juicio plenario.

Esto impedirá el retorno.

El último enero, Bermeo cuestionó la resolución emitida por Mazzini, Salazar y Rodas. Consideró que actuaron en contra de la Ley al cambiar el delito. El ex magistrado defendió la legalidad de su pronunciamiento. “Con base en un estudio detenido, prolijo, exhaustivo y de acuerdo con la Ley vigente llegué a la conclusión de que se había cometido el delito de peculado”, dijo Bermeo.

La Fiscalía y la Procuraduría también cuestionaron el cambio de delito resuelto por Mazzini, Salazar y Rodas. El Consejo de la Judicatura intervino y suspendió por 90 días a los tres funcionarios, y abrió un sumario administrativo para revisar su actuación.

El 30 de marzo, los tres juristas fueron destituidos de sus cargos de conjueces. Mazzini antes fue fiscal en Guayas y Sucumbíos. Intentó entrar a la Justicia desde 2008. Él participó en un concurso de merecimientos para la Corte de Justicia de Santa Elena. El proceso se inició el 7 de julio de ese año y, según la Judicatura, obtuvo 36 puntos sobre 60 en la valoración de su hoja de vida. Y no se presentó al examen de oposición, por lo que no fue nombrado juez titular provincial.

Del conjuez Salazar se conoce que el año pasado, en la Segunda Sala Penal, absolvió a Jorge Hugo Reyes Torres, sentenciado por narcotráfico, y a Carolina Cabrera, hija del fallecido notario José Cabrera, acusada de estafa, por la captación ilegal de dinero.

La semana pasada, el presidente de la Corte, José Vicente Troya, cubrió las vacantes dejadas por Mazzini, Salazar y Rodas. En su lugar fueron posesionados los conjueces ocasionales Morales, Santos y Durango.

La mañana de ayer, el fiscal general, Washington Pesántez, solicitó a los nuevos conjueces que dictaran el llamamiento a juicio de los Isaías por peculado. Dijo que había enviado “un alegato, un escrito en derecho, haciéndoles una exposición con todos los antecedentes y diciéndoles señores, finalmente emitan un pronunciamiento; que no puede ser otro que el auto de llamamiento a juicio”, sostuvo Pesántez.

Ayer, a las 11:40, los nuevos conjueces eliminaron lo hecho por Mazzini, Salazar y Rodas y ratificaron la resolución emitida el 12 de mayo del 2009 por los jueces nacionales de la Primera Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia, Hernán Ulloa, Luis Moyano y Milton Peñarreta. Allí, los jueces habían validado el auto de llamamiento a juicio dispuesto por Armando Bermeo en el 2003.

El 22 de junio próximo se cumplirán 10 años desde el inicio del proceso. Ese delito de falsificación de balances se castiga con cinco años de prisión y prescribe en el doble de la pena. Con el fallo de ayer, que desechó ese castigo, el caso ya no será archivado.

El delito de peculado, en cambio, es imprescriptible: eso significa que los imputados deberán cumplir la condena cuando retornen al país (se encuentran en EE.UU.). El peculado bancario se sanciona hasta con 8 años reclusión y no es susceptible de fianza, a diferencia de la falsificación.

Reacción

Xavier Castro / Abogado Isaías

‘Esto no tiene ni pies ni cabeza’

Todo lo actuado es totalmente ilegal. Los conjueces ocasionales (Gerardo Morales, Jaime Santos y Gustavo Durango) fueron nombrados el jueves pasado, el viernes son posesionados y hoy (ayer) ya resuelven en este caso.

Los cuestionamos, porque fueron nombrados a dedo y son suplentes de los suplentes.

Ese cargo no existe ni en la Ley ni en la Constitución. Además, los tres fueron designados conjueces ocasionales; es decir, para la ocasión y los constituyen en tribunal de excepción. Las cosas la han hecho violando la Constitución.

Eso significaría que todo lo que decidan es inconstitucional e ilegal. Ellos no tienen competencia para conocer el caso.

La competencia nace solo en la Ley. Aún no he leído la resolución, pero esto no tiene ni pies ni cabeza.

Ahora, aparte de eso, el conjuez Gerardo Morales ha sido abogado de Roberto Isaías, Jaime Santos fue uno de los que asesoraron al Consejo de la Judicatura en la destitución de los conjueces anteriores.

Es decir, el señor generó el hueco para a colocarse él. Y el otro señor es asesor, empleados de (José Vicente) Troya, trabaja en la Presidencia de la Corte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)