Contravenciones de tránsito se resuelven en 8 juzgados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Javier Ortega.  Redactor

¿Jura decir la verdad?, le pregunta la jueza María Conforme al agente civil de Tránsito. El uniformado asiente con la cabeza y relata la retención del conductor.

"Estaba con aliento a licor y se opuso al ‘alcocheck’ y a la prueba psicosomática", advierte frente al detenido.

Luego de 45 minutos de audiencia, Conforme toma su decisión: 15 días de prisión, multa de un salario básico y pérdida de 10 puntos en la licencia.

Ayer, esa fue una de las diligencias que se desarrollaron en las nuevas unidades judiciales de contravenciones de tránsito. El 18 de marzo, Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), mediante la resolución 047-2014, dispuso la creación de estos complejos en las ocho administraciones zonales de Quito.

Hasta antes de esa resolución, los juzgados de Tránsito conocían delitos y contravenciones. “Una de las razones para implementar las nuevas unidades fue eliminar la carga procesal. De esta manera quedan dividas las competencias”, aclara Hernán Calisto, director administrativo del Consejo de la Judicatura de Pichincha.

De hecho, en el último año las contravenciones representaron el 83% de todas las causas de tránsito que ingresaron a los juzgados, según el CJ.

En estas dependencias trabajan un juez, un secretario, dos ayudantes judiciales, personal para manejar el archivo, un defensor público, un agente de Tránsito y un policía nacional.

Las ocho unidades judiciales iniciaron sus funciones sin ninguna carga procesal, por lo que los juicios que estaban en conocimiento de los 17 juzgados de Tránsito de Pichincha, hasta antes del 20 de marzo, seguirán en esas judicaturas.

En el complejo judicial Manuela Sáenz, que tramita las contravenciones que se reportan en el Centro Histórico, labora la jueza Conforme.

La judicial explica que desde el 26 de marzo, cuando empezó a operar esa unidad, hasta el mediodía de ayer se gestionaron 75 procesos, con
un promedio de cinco audiencias públicas diarias.

En ese período las principales contravenciones que tramitaron fueron por irrespetar las señales de tránsito, conducir sin licencia, estacionarse en zonas prohibidas, provocar daños materiales tras un choque y conducir en estado etílico.

Conforme aclara que todas las contravenciones de tránsito se pueden apelar si el presunto infractor no está de acuerdo con la sanción. Sin embargo, el conductor tiene únicamente 72 horas para rechazar la contravención. El tiempo corre a partir de la emisión de la boleta.

Para impugnar, el conductor debe acercarse a cualquiera de las ocho unidades judiciales y presentar un documento con las razones de la apelación.

Luego, el juez convoca al agente civil de Tránsito y al presunto contraventor para la audiencia de juzgamiento donde se determina una resolución.

Ayer, antes de emitir la sentencia, la jueza Conforme revisó el video que el agente civil de Tránsito grabó al conductor. En las imágenes se ve al infractor negarse al ‘alcocheck’ y a la prueba psicosomática.

El artículo 182 inciso 2 de la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre determina que en caso de que el conductor se oponga a estos análisis el juez deberá sancionar con la máxima pena, explica Conforme.

Fabián Rosas, director de Procedimientos Sancionatorios de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), asegura que la resolución del CJ es parte del convenio que se firmó con el Municipio de Quito.

Según el funcionario, con la creación de las ocho unidades judiciales de contravenciones se busca garantizar el debido proceso a los conductores sancionados. “Este es un modelo pionero en el país. Con esto se permite que el usuario tenga acceso más rápido a la impugnación porque los juzgados ya no están concentrados en un solo lugar”.

Los datos de la AMT refieren que entre el 11 de noviembre del 2013 y el 25 de marzo pasado los agentes civiles emitieron 42 347 boletas por contravenciones en la capital.

Las ocho unidades judiciales operan desde las 08:00 hasta las 17:00. No obstante, cuando hay audiencias fuera de ese período se las gestiona en el edificio Pichincha, ubicado en la av. 10 de Agosto y Checa.

“Por el horario laboral de los jueces, cuando hay una contravención flagrante con privación de la libertad luego de las 17:00, se trasladada a las personas hasta esa dependencia”, explica Luis Enríquez, director de la Unidad de Control Disciplinario del CJ-Pichincha.

Ayer, luego de que la jueza Conforme emitió la sentencia condenatoria, un agente de la Policía Nacional trasladó al conductor hasta uno de los centros de detención de tránsito de Quito. Por los próximos 15 días, el infractor permanecerá tras las rejas...

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)