18 de November de 2012 00:03

Claman justicia por muerte de hincha

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Quince días después de la muerte del hincha Michael Murillo en el puente de la Unidad Nacional, no se comprueba quién le disparó en la cabeza.

La Policía detuvo a Byron V. como único sospechoso de haber oprimido el gatillo. Fue aprehendido en base a unas declaraciones de testigos, que luego fueron desvirtuadas por ellos mismos.

Las últimas versiones de cuatro hinchas del Emelec, así como de un aficionado del Barcelona que se mantiene convaleciente con una herida de bala, levantaron aún más la indignación de los familiares de Byron V., quien integra la barra emelecista.

En resumen, se abre la posibilidad de que el asesinato no se dio durante enfrentamientos entre seguidores de ambos equipos del Astillero, como se dijo inicialmente. Sino, después de que el grupo azul ya había dejado el puente que une a los cantones Durán y Guayaquil. Ese 4 de noviembre se disputaba un clásico, en el estadio Monumental .

Al igual que los padres de Michael, también Norma B., madre del detenido, exige justicia. Dice que nunca ha dudado de la inocencia de su hijo.

En una investigación que lleva la Policía Judicial de Durán por este caso, cuatro miembros de la barra Boca del Pozo-Durán 14, que lidera el detenido, ratificaron la versión de otras personas. Esta dice que mientras se producían los incidentes en el puente, Byron estaba en el malecón de la ciudadela Abel Gilbert, en Durán.

Además, se han publicado videos aficionados donde no se ven incidentes entre barras de ambos equipos, y más bien se observa a policías con sus armas en mano. Así lo dio a conocer Carlos L., barcelonista herido de bala. De lo que sí se percató fue que un uniformado disparaba al aire a cerca de cinco metros de donde estaba el grupo. “Corrí en dirección contraria. Luego sentí un fuerte dolor y caí al piso (...) los únicos armados eran los agentes”, sostuvo.

Por ello, Norma B. insiste en que su hijo sea puesto de inmediato en libertad y que además se limpie públicamente su nombre.

“Esto es algo que ha trascendido. Incluso me han llamado familiares desde Nueva York. La madre del chico fallecido reconoce que mi hijo es inocente”, expresa mientras atiende su restaurante, en Durán. Cada día, los comensales le reiteran su respaldo y la animan a seguir en la lucha porque se sepa la verdad.

Su abogado, Oswaldo Dávila, presentó el último viernes un escrito a la fiscal Fanny Castro para que su defendido reciba una audiencia de revisión de las medidas cautelares en este caso.

Este pedido tiene que ser aprobado por Galo Almeida, juez 32 de lo Penal del Guayas.

En otro sector de Durán, cerca de la ciudadela Abel Gilbert, los familiares de Michael Murillo aún lloran su partida. En su casa, el pasado jueves se cumplió con el último día de rezo. Luego de su sepelio, fueron nueve días en que familiares y amigos elevaron sus plegarias por su alma.

“Hemos aprovechado que han venido algunos amigos de Michael que estuvieron en el puente para pedirles que se presenten a declarar. Pero los muchachos tienen miedo”, manifestó Jorge Murillo, padre del joven fallecido.

Desde aquel suceso, toda la familia asiste unida a diversas gestiones legales. Uno de los momentos más tristes lo vivieron el pasado 9 de noviembre, cuando acudieron a presenciar la recolección de pruebas en el puente. Era la primera vez que acudían al sitio donde Michael Murillo cayó herido de muerte.

“Estamos esperando que se haga justicia y que se identifique al verdadero culpable”, señaló Noralma L., tía de la víctima, luego de una visita que hizo a la Fiscalía el viernes pasado. Los allegados también piden que se agilicen las investigaciones.

El proceso

Ada S., madre del hincha herido asilado en el hospital Guayaquil, presentó en la Fiscalía una denuncia por tentativa de asesinato. Pide investigar a los policías que estuvieron en el operativo.

La Fiscalía  de Durán investiga a 46 uniformados que estuvieron en el puente de la Unidad Nacional.  

Ayer, amigos y familiares de Byron V.  organizaron un bingo para recaudar fondos y financiar su defensa legal. Ellos afirman que él es inocente en este caso.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)