20 de March de 2012 00:01

Un capo abrió el camino a Calle Serna en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El viaje de Cali a Quito que el viernes hizo su cuñada llevó a Inteligencia de la Policía colombiana y a las autoridades de Ecuador hasta Juan Carlos Calle Serna, hermano de ‘Los Comba’, los narcotraficantes más buscados en Colombia, líderes de Los Rastrojos.

Eran las seis de la tarde de ese viernes, cuando la Policía de Ecuador lo capturó cerca de su casa, en el residencial valle de Cumbayá, en Quito, donde Juan Carlos vivía con su esposa y dos hijos.

Alias ‘Armando’, según la Policía colombiana, sería el principal lavador de dinero de la red de sus hermanos Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, ‘Los Comba’; además, refiere el informe de Inteligencia, sería el encargado de “administrar contactos internacionales para el paso de cocaína desde Colombia y Bolivia hacia Ecuador, utilizando a Perú como plataforma para el tráfico a países europeos y a EE.UU.”.

Juan Carlos, de 40 años, es el segundo de los cinco hermanos Calle Serna (dos son mujeres), oriundos de Puerto Asís (Putumayo). Hasta finales del 2011, el único que tenía orden de captura era Javier Antonio, el mayor y lo buscaban por narcotráfico.

Por eso, ‘Armando’, sin saber que se le seguía un proceso, tramitó con su nombre real la ciudadanía ecuatoriana -la cual presentó en el momento de su detención-, con la que se movía como un importante pero prudente inversionista entre Quito y Guayaquil. Camino que se abrió con la ayuda del capturado capo Ramón Quintero, alias ‘RQ’, detenido por laPolicía ecuatoriana en el 2010.

Los primeros cálculos indican que su fortuna en Ecuador alcanzaría los USD 3,4 millones, invertidos en una tienda de ropa, en concesionarios de vehículos, inversiones en la construcción de un hotel y en lujosas viviendas.

En noviembre del 2011, Calle Serna fue condenado a 60 meses de cárcel y en enero se ordenó su detención por el delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, y falsedad material en documento público y fraude procesal. La medida, con la que el 8 de marzo pasado Interpol le expidió circular roja, tiene que ver con hechos ocurridos en mayo del 2006, en el norte de Bogotá, cuando en el apartamento del detenido se encontraron dos armas, 17 celulares y documentos falsos. Ese fue el inicio del proceso, por el que deberá estar preso en su país.

La investigación a la red de narcotráfico de ‘Los Comba’ puso a la Policía tras los pasos de la esposa de Juan Carlos y de las hermanas Calle Serna para dar con el paradero de los capos.

Si bien el tráfico de droga no salpica a las mujeres, sí les permitió conocer los movimientos de los hombres de la familia. Del 2008 al 2009, investigadores detectaron viajes de una de las Calle Serna vía aérea por la ruta Bogotá-Cali-Pasto, y de allí por tierra a Ipiales (Nariño), donde una persona solía recogerla en una ostentosa camioneta del lado de la frontera con Ecuador.

Esa fue la primera pista de la presencia de Juan Carlos en el vecino país. Los constantes viajes de su esposa a Cali también alertaron a los agentes de Inteligencia.

Ahora, la Policía y la Fiscalía de Colombia trabajan en avanzar en un nuevo proceso de investigación por lavado de activos, pues Juan Carlos Calle no tiene solicitud de extradición y con la condena de cinco años podría quedar en libertad en menos de tres.

Otro sospechoso detenido

La Policía colombiana arrestó ayer a Rafael Zapata, investigado como el posible enlace entre Europa y la banda de Los Rastrojos. El hombre fue aprehendido durante una operación efectuada en Antioquia (Colombia).

Zapata fue condenado por narcotráfico a 20 años de prisión en Italia. Según los organismos de seguridad, tendría nexos con mafias en Francia y Holanda.

El sospechoso fue capturado en el municipio de Puerto Berrío, “al término de tres meses de seguimientos por parte de la Dirección de Inteligencia, al confirmarse que servía de enlace entre los hermanos Calle y la mafia italiana para el tráfico y comercialización de clorhidrato de cocaína en Europa”, dijo el director de la Policía Antinarcóticos de Colombia, general Luis Alberto Pérez.

Según la Policía colombiana, Rafael Zapata era buscado por la Interpol en 160 países.

Sobre Los Rastrojos

La banda    cuenta  con  3 000 integrantes, según la Policía. Es considerada como la   más   poderosa  de Colombia. Opera en 207 de 1 101 municipios del vecino país.   
En la Policía de Colombia  se informó que la banda estaría  configurada   de  escuadrones paramilitares que apoyaban al cartel del Norte del Valle.     
Las autoridades  informaron que  actividades de Los Rastrojos son: el narcotráfico, el sicariato, las oficinas de cobro de dinero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)