15 de December de 2010 00:00

Blumberg y Sarmiento piden el endurecimiento de las penas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

El lojano Vicente Sarmiento y el argentino Juan Carlos Blumberg aprovechan cada oportunidad para avanzar con su proyecto de seguridad ciudadana en Ecuador.

Desde el pasado domingo, los dos padres, que perdieron a sus hijos en hechos delictivos, han participado en entrevistas, reuniones con representantes de gobiernos seccionales, empresarios, estudiantes y directivos de instituciones educativas. Allí plantearon sus propuestas.

En busca de justicia, Sarmiento decidió emprender el mismo camino que recorrió Juan Carlos Blumberg en Buenos Aires, Argentina, luego de que su hijo Áxel Blumberg (23 años) fuera secuestrado y asesinado en el 2004.

Vicente Francisco Sarmiento Ledesma (24) fue encontrado muerto en una de las calles céntricas de Guayaquil, el 8 de octubre. El joven tomó un taxi en el que le robaron y le drogaron.

Falleció por una sobredosis de escopolamina que derivó en una pancreatitis.

Por ello, el pasado domingo, unas 40 personas, entre familiares y amigos llegaron al Centro Social Loja, ubicado en la ciudadela FAE (norte de la urbe). Acudieron para constituir la fundación Vicente Francisco Sarmiento Ledesma Pro Ayuda para las Víctimas de la Delincuencia.

En esa reunión, los socios acordaron que se atenderá a todo tipo de víctimas, sin importar el delito que se haya cometido en su contra, “porque nadie ayuda a una niña de 10 años que fue violada”, explicó exaltado Sarmiento.

Allí surgió la idea de hacer convenios con universidades estatales y privadas para que sus graduados trabajen con la fundación. La intención, según Sarmiento, es dar asesoría legal a las víctimas para que los delincuentes sean sancionados, brindar ayuda psicológica y social a las víctimas y familiares “para que no queden ‘encarcelados’ en su angustia ni en el miedo”.

El domingo, pasadas las 23:00, se retiraron a descansar y al día siguiente, a las 07:00, ya estaban en Ecuavisa para conceder una entrevista. Tres horas después se encontraron con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, en su despacho municipal.

Sarmiento y Blumberg explicaron su plan al Alcalde de Guayaquil. Dijeron que lo ideal sería que los alcaldes del país se unan a las víctimas para ejercer fuerza ante la Asamblea y presionar al organismo legislativo con el afán de que ejecute los cambios en el Código de Procesamiento Penal.

Insisten en el aumento de penas, que los mayores de 14 años sean juzgados como adultos y que las mujeres embarazadas reciban sentencia. Esto, porque -dice Sarmiento- se aprovechan de la gestación para cometer ilícitos.

Al mediodía del lunes se reunieron con Renato Carló, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria de Guayaquil. El empresario aseguró que su institución ayudará en toda gestión que emprenda la Fundación Sarmiento, ya que está de acuerdo con que se sancione a “jueces y fiscales incompetentes”.

A las 15:00, el encuentro fue con el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala. Esta tuvo un tinte distinto, ya que Jairala puso a disposición su departamento de relaciones públicas y un coordinador.

Jairala planteó que el lanzamiento de la Fundación tenga como escenario la Prefectura, el 15 de enero del 2011.

Ese mismo día, a las 17:00, participaron en una charla con estudiantes de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil.

Allí aprovecharon para conversar con el vicerrector, Mauro Toscanini, y el asesor legal, Aquiles Rigaíl. Acordaron que los estudiantes de Leyes, Psicología y Trabajo Social realicen sus pasantías en la Fundación, con la opción de contratar a los graduados.

Ayer por la mañana, Sarmiento y Blumberg se reunieron con los presidentes de las cámaras de Industrias y de Comercio. Por la tarde, a las 15:30, con el gobernador del Guayas, Roberto Cuero. Se espera que en 10 días, el Ministerio de Inclusión Económica y Social garantice la constitución de la Fundación Pro Víctimas.

Hoy, el argentino y el ecuatoriano pretenden acudir a la Asamblea Nacional. Ambos padres esperan que los legisladores escuchen sus propuestas para sancionar a los culpables de delitos. “Si los señores (asambleístas) no quieren aceptar los cambios, entonces, más allá de posiciones políticas, no propondré hacer una marcha, sino varias marchas hasta que ellos cambien o que se vayan a sus casas, porque ellos han sido nombrados por nosotros”, señala Sarmiento.

Juan Carlos Blumberg finalizará su visita al país mañana, a las 06:00. Aclara que él solamente busca el respeto a la vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)