1 de November de 2011 00:01

B. Garzón ofrece independencia en veeduría a Justicia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Vestido con terno oscuro, Baltasar Garzón apareció a las 12:25 de ayer por la puerta de acceso al centro de negocios del Swissôtel. De pie y en una improvisada rueda de prensa, el controversial ex juez español ofreció independencia para su participación en la veeduría internacional al proceso de reestructuración de la Justicia.

Garzón, durante una visita relámpago al país, dijo que esta veeduría no estará condicionada al Gobierno ni porque fuera propuesta por el Ejecutivo ni porque este cubriera los honorarios.

Él llegó la noche del domingo y esta mañana, después de las 08:00, tiene previsto retornar a España. Vino para definir el método de trabajo de los veedores y para saber en qué consisten las reformas en la Función Judicial.

Ayer en la mañana, por más de dos horas y a puerta cerrada, Garzón se reunió con la ministra de Justicia, Johana Pesántez, y con delegados del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs). Por la tarde, en el Hotel Marriott, se entrevistó con el Pleno del Consejo de la Judicatura de Transición (CJT). Allí se le informó, también a puerta cerrada, sobre el plan de reestructuración de la Función Judicial.

En esta cita se definió el trabajo que hará la veeduría internacional, de la cual él formará parte. El ex juez ratificó que la propuesta es que se realicen al menos tres reuniones plenarias en 15 meses, desde el 27 de este mes. Después de cada reunión, la veeduría elaborará informes sobre el proceso.

No obstante, estos informes no serán vinculantes. “El trabajo es consultivo. Es una opinión que se va poner no solo a disposición del Gobierno, sino de la sociedad ecuatoriana y de las instituciones afectadas”, dijo Garzón.

“El perfil de las personas que la conformamos (la veeduría internacional), de por sí establece una característica que pocos pueden poner en duda. La independencia de cada uno de nosotros está garantizada y es un requisito sine qua non para desarrollar”.

Tras finalizar la reunión en el Swissôtel, el ex juez que en 1998 dictó la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet, dijo: “No percibí ninguna directriz ni tampoco la consentiría, ni ninguna sugerencia de qué tengo que hacer o cómo va a ser mi trabajo. Eso tenemos que decidir nosotros, por supuesto en coordinación con la Judicatura y el Consejo de Participación”.

El Ministerio de Justicia fue el ente encargado de seleccionar a ocho miembros de esta veeduría. Además de Garzón, estarán el brasileño Marco Aurelio García, el argentino Rafael Follonier, el mexicano Porfirio Muñoz Ledo, la guatemalteca Carolina Escobar, el colombiano Juan Luis Mejía y los chilenos Marigen Hornkohl y Ricardo Lagos.

Este último, ex presidente de Chile, se incorporará en enero, según el Ministerio de Justicia. Garzón insistió en que ningún miembro tendrá vinculación con el Gobierno. “El informe se basará en la independencia e imparcialidad que no tiene otro sentido”.

Justicia, a través de su página web, dijo que el objetivo de la veeduría “será ayudar en temas técnicos, a través de criterios que no respondan a intereses políticos”. Incluso, el Gobierno dijo que Garzón la presidirá. Sin embargo, el jurista español aseguró ayer que entre todos los veedores se decidirá al coordinador (este recibirá USD 43 749 de honorarios).

En la reunión con el CJT, Garzón conoció sobre los ejes de reestructuración de la Justicia. Uno de ellos se refiere al talento humano, con la evaluación de funcionarios y contratación por méritos.

En este paquete se incluye el concurso para la designación de los 21 magistrados de la nueva Corte Nacional de Justicia (CNJ). Hasta el momento continúan en carrera 330 postulantes (de 666 inscritos) y entre el 8 y 15 de noviembre se realizarán las audiencias para resolver los casos de los 83 candidatos impugnados.

Otro aspecto que el CJT informó a Garzón es sobre el nuevo modelo de gestión relacionado con los manuales y procedimientos en cada instancia judicial. Además de la inversión en infraestructura civil y tecnológica, cooperación interinstitucional y gestión financiera.

Al respecto, el presidente del CJT, Paulo Rodríguez, dijo que en la actualidad se han invertido USD 40 millones de un total de USD 600 millones, con que se contará en los 18 meses de transición. Se incluye la remodelación y construcción de unos 1 000 inmuebles para la Función Judicial. Anoche, Garzón fue invitado a una cena privada con los operadores de Justicia del país.

Costo de la veeduría

A la reunión en  el hotel Marriott, la tarde de ayer,   asistieron Baltasar Garzón y dos de los tres vocales del CJT: Paulo Rodríguez y Tania Arias. También estuvo el director    del Consejo.
   
USD 555 000  costará la participación de la veeduría extranjera. El Ministerio de Justicia firmó un convenio con el Cpccs para la coordinación de este proceso de vigilancia.  
 
Según Rodríguez,  la  evaluación a unos 7 000 servidores judiciales tiene un plazo de seis meses, de acuerdo con el Código Orgánico de la Función Judicial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)