30 de January de 2010 00:00

La audiencia en el caso Erazo fue suspendida

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luego de siete meses de espera, José Erazo pensó que “al fin” se iba a señalar a los responsables de la muerte de su hijo David (hincha de El Nacional), de 17 años. Pero su esperanza se desvaneció ayer, a las 09:00, cuando llegó al Juzgado II Penal del Palacio de Justicia, en Quito.

Allí le informaron que la audiencia preparatoria del juicio se había suspendido por pedido de la fiscal de Delitos Contra la Vida a cargo del caso, Ruth Castillo. “Ahora nos dicen que se suspendió para el 10 de febrero”, dijo el hombre sencillo, afligido. “Parece un cuento de nunca acabar”.

Su hijo falleció el pasado 20 junio, luego de un juego de fútbol entre Liga y El Nacional, en Ponciano. Según testigos, un grupo de seguidores albos acorraló a Erazo, hincha rojo, junto a la parada de buses de La Ofelia, norte de Quito. Allí fue golpeado y apuñalado.

La fiscal Castillo debía presentar ayer su dictamen, con el resultado de su investigación, para inculpar o no a los implicados. Sin embargo, a través de un oficio dirigido a la jueza Ángela Sarmiento, aseguró que a la misma hora y día se le asignó otra diligencia: “La presentación del informe de la reconstrucción de los hechos de la muerte de Lucy A., en la Unidad de Delitos Contra la Vida, 6to. piso de la Fiscalía de Pichincha”.

Wilson Velasteguí, abogado de Elías B., cuestionó la ausencia de Castillo. “Un empleado de la Fiscalía nos dijo que no se presentó porque no terminaba el dictamen para el juicio. Si eso es verdad, deben destituirla”.

Su defendido permaneció preso por 15 días en 2009. Pero la Policía y Fiscalía se basaron en la versión de un testigo que ocultó su rostro y por ello Patricio Carrillo, presidente de la Corte de Quito, ordenó su liberación. “No existían los suficientes indicios para que siga en prisión”, dijo.

Rafael Yépez, director nacional de la Policía Judicial, aseguró que junto a Elías B. también se responsabilizaba del asesinato a Ignacio C., José B. y Antonio N.

“Tenemos videos del sistema Ojos de Águila y testimonios de otros jóvenes que los vieron en el lugar del crimen”.

Ayer, el padre de Antonio N. lamentó el aplazamiento de la audiencia, pues esperaba que su hijo sea sobreseído. “Él es inocente. Queremos que todo esto se resuelva lo más pronto posible, pues ha representado para la familia y mi hijo un daño irreversible”.

José Erazo sostiene que no descansará hasta que se juzgue a los culpables. “No son dos personas. Por favor, yo les pido que colaboren y se entreguen. Ni nosotros ni ustedes vamos a poder vivir tranquilos con la conciencia sabiendo que se condenó a un inocente o que un culpable no pagó”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)