26 de April de 2011 00:00

‘Nos amenazó con entregar las letras a un extranjero’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 El martes 5 de abril, a las 16:00, me citó hasta el sur de Quito una persona que me había prestado 10 000 dólares. Pidió que firmara dos nuevas letras de cambio (una por el monto del crédito y otra por los intereses), ya que las anteriores se habían caducado hace dos meses. Yo accedí porque sí cumplo con mis deudas.

No me devolvió las letras antiguas, porque dijo que era una manera de asegurarse el pago de lo que debo. No creía que él iba a proceder de esa manera. Tres horas más tardes él había llamado a mi casa para decir que ahora le debo 25 000 dólares, es decir, por sí solo decidió duplicar el monto.

Más que el monto de lo adeudado, nos preocupa mucho que nos haya amenazado a mi esposa y a mí con entregar las letras a un extranjero, para que sea este el que nos cobre. Tenemos miedo de que nos pase algo; por eso vine a poner la denuncia y los policías me dicen que vuelva en la tarde, ya que aquí (en el Juzgado de Contravenciones que funciona en el edificio de la Policía Judicial, norte de Quito) atienden solo hasta las 10:00. Creo que es importante poner en sobreaviso a las autoridades sobre este asunto.

Aunque el que nos prestó el dinero dice que no es chulquero, pero me dio al 5% de interés mensual. Acudí a esta persona porque necesitaba urgente la plata, para comprar los materiales para unos trabajos. Pero la obra fracasó y por eso no pude devolver enseguida el dinero que me prestó.

Solo en intereses ya le pagué unos 8 000 dólares. Cada mes le he cubierto 500 dólares y eso me ha resultado muy difícil. Para reunir esa cantidad he tenido que acudir a otros préstamos, pero a menor interés. También hemos tenido que ahorrar muchísimo en comida, en ropa y medicina.

Yo reconozco la deuda y la voy a pagar. Por un puñado de dinero no pondré en riesgo a mi familia. Estamos preocupados y tratamos de que nuestros hijos no se enteren de esto. Nos afecta, porque ahora la delincuencia se presta para hacer ciertos trabajos por cantidades ínfimas de dinero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)