5 de December de 2011 10:17

‘Amenazaron con matar a la gente que se resista’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El local tenía una alarma silenciosa. El dueño la activó  al percatarse del asalto, pero los guardias llegaron tarde, cuando todo  había pasado. Era la 01:00.
Fuimos con unos amigos a un bar  que queda  en el anillo vial de la ciudad de Santo Domingo.

[[OBJECT]]Estábamos cantando cuando vimos a tres personas ingresar al local de forma apresurada. Mostraron armas de fuego y gritaron que se trataba de  un asalto.

Amenazaron con matar a las personas que se resistan a entregar las pertenencias personales. Fueron mesa por mesa quitando las cosas de los clientes mostrando sus pistolas.  Habían unas 12 personas, pero no pudimos hacer mayor cosa para evitar el robo.

Yo estaba cerca de la puerta de ingreso. A unos pasos se colocó uno de los asaltantes
Cuando recién ingresaron, él disparó y el estruendo retumbó en el negocio. Nos asustamos y casi por reflejo nos tiramos al piso.

Nos  decían que no nos  levantamos y que no los veamos al rostro. Nos insultaron y golpearon repetidas veces.

Por suerte, la bala fue a parar al techo. No hubo heridos. A mí me rebuscaron los bolsillos y me quitaron la billetera cuando aún estaba en el piso. Tenía el dinero de la quincena en el pantalón. Justo ese día lo cobré. Era para los gastos de la casa y la familia.  

Los asaltantes se llevaron todo: celulares, aretes, relojes, pulseras... de los
clientes.

Luego salieron del local igual que como entraron: a la carrera. Escaparon en un vehículo. No alcanzamos a ver de qué marca era, porque todo ocurrió muy rápido. Solo escuchamos el ruido del motor alejándose.

Mis amigos, que estaban en otra mesa, corrieron a mi lado para ver si no estaba herido. Pensaron que el disparo lo hicieron en mi contra, por tratar de impedir el asalto. Por suerte no pasó a mayores. Estamos conscientes de que ese día pudimos perder la vida.
No nos explicábamos cómo pudieron habernos robado en un local cerrado, donde supuestamente hay más seguridad. Ahora ni en esos sitios se puede estar libre de la delincuencia.

La Policía llegó 10 minutos después de que los asaltantes escaparon,  pero solo para tomar las declaraciones de las personas que estábamos en el bar.

Nos molestamos porque no siguieron a los delincuentes ni hicieron nada para ubicarlo.
El dueño del bar dijo que le robaron las ganancias de la semana. Con eso esperaba comprar la materia prima para el negocio.

Era la primera vez que lo asaltaban en esas circunstancias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)