20 de February de 2012 00:01

La seguridad al turista en Esmeraldas se reforzó por tierra, aire y mar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Dos jóvenes quiteños fueron rescatados por cinco salvavidas en la playa de Las Palmas (Esmeraldas), la tarde del sábado. Según los rescatistas, los adolescentes estaban a punto de ahogarse cuando lograron sacarlos del mar.

Esa fue una de las 24 emergencias que atendió la Brigada de Salvavidas del Municipio de Esmeraldas, entre la mañana del sábado y la tarde de ayer, en esa playa.

Patricio Vivero, uno de los rescatistas del lugar, informó que también trabajaron en la búsqueda de tres niños desaparecidos.

En Las Palmas se ubicaron los cinco salvavidas y un guardacostas de la Armada Nacional con ocho marineros y 10 marinos en tierra. A ellos se sumaron 100 policías que se encargaron de recorrer los 2 kilómetros de playa para dar seguridad a los turistas.

Los cálculos de las autoridades estiman que hasta el sábado llegaron cerca de 2 000 visitantes a ese lugar. “El trabajo de seguridad es más complicado. Estamos distribuidos para atender las emergencias”, manifiesta Vivero.

Desde una caseta ubicada a una altura de cuatro metros, se observa la lancha de guardacostas. En el interior de esta hay ocho marinos con salvavidas y equipos de radio comunicaciones.

Dennis Tuárez, oficial de la Marina, encargado del personal en Las Palmas, dice que en caso de emergencia los guardacostas intervienen de inmediato. “Operamos desde el viernes y no se han presentado mayores novedades en todo el perfil costero”, cuenta.

Desde el aire, un helicóptero de la Armada Nacional vuela sobre los balnearios. El recorrido comienza desde Las Peñas (norte) hasta Mompiche (sur). “Esa es la disposición para dar seguridad a los bañistas”, resalta Tuárez.

El sol del sábado y domingo obligó a los uniformados a refugiarse en pequeñas cabañas y negocios de la playa para evitar quemaduras. Lo mismo también ocurrió en Atacames y Tonsupa.

Las lanchas guardacostas permanecieron ancladas en los puertos para dar seguridad. Una de ellas, denominada Río Coca, se encontraba cerca de los buques petroleros, frente a las costas de Esmeraldas. En tanto, Atacames, Tonsupa, Súa y Tonchigüe contaban con otra embarcación.

Además, se destinó una guardacostas más para cubrir las playas de Muisne, Mompiche y Portete, en el sur de la provincia. En Las Peñas (norte), se envió un guardacostas y dos lanchas rápidas.

Según el jefe de la Policía en Esmeraldas, Ramiro Mantilla, en la provincia se desplegaron 1 800 uniformados para garantizar la seguridad de los turistas. Una parte se ubicó en la vía que conduce a los balnearios del sur.

En Atacames se destinaron 125 uniformados. Hasta ayer, la Dirección Provincial de Turismo calculó en esa playa la presencia de unos 32 000 personas. En la provincia se esperaba la llegada de 50 000 turistas por el feriado.

A la altura del sector de La Pradera, en la vía Atacames, se instaló un equipo de paramédicos y una ambulancia del Cuerpo de Bomberos. Una motobomba de la institución estaba lista en casos de incendios y accidentes.

La Policía instaló cuatro unidades móviles de auxilio inmediato que se ubicaron en Tonsupa, Atacames, Súa y Tonchigüe. Las personas pueden llamar, en caso de emergencias, al 101 de la Policía.

Si se presentan emergencias, los afectados pueden comunicarse con los números telefónicos 149 Marítimo y 1 800 Turismo “También pueden hacerlo con la Patrulla de Caminos, al 093 99 62 14”, dice Carlos Acosta, director provincial de Turismo.

Para Lucrecia Mejía, una de las turistas que llegó ayer a la playa de Esmeraldas, desde Quito, los operativos de seguridad están bien organizados. “Un agente me pidió que baje la velocidad si no quería tener un accidente”, dice.

Medidas de seguridad

La Policía  controla el tránsito a la altura de La Y del León, en el ingreso a Esmeraldas. 10 agentes se  ubicaron  en ese sitio. Allí  se colocaron  conos  anaranjados  para guiar a los conductores.

En  el perfil  costero la Armada ubicó  lanchas rápidas con dos motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza. También hay cuatro guardacostas para dar más seguridad en el litoral. 

Hasta ayer,  en Atacames no se reportaban emergencias por ahogamiento o accidentes en la vía. El sábado, en el recinto Sabaleta, de Quinindé, se reportaron dos muertos y 30 heridos por el volcamiento de una chiva (vehículo pequeño de pasajeros).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)