22 de May de 2010 00:00

El ADN del violador es prueba legal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

Un análisis de ADN permitió identificar al supuesto violador de Lourdes T. La Fiscalía logró recabar muestras de fluidos biológicos como el semen del agresor.

fakeFCKRemoveLa prueba fue presentada ante el juez que llevó el caso, pero no fue tomada en cuenta, al momento de emitir la sentencia en contra del acusado. Flor Proaño, del Centro de Atención de la Mujer, (Cepam) recuerda el caso porque la víctima acudió en busca de asesoramiento legal al Centro.

“A la joven tuvimos que hacerle cinco exámenes ginecológicos y pese a que los resultados fueron positivos no tuvieron peso jurídico en el juicio”. Proaño aseguró que la defensa del supuesto violador argumentó que las pruebas no se hicieron de forma técnica.

Los análisis son solicitados por un fiscal o un juez y se realizan en la Cruz Roja del Ecuador o en el Instituto Izquieta Pérez.

Aníbal Gaviria, director del laboratorio de genética de la Cruz Roja, aseguró que en promedio llegan 30 muestras a su laboratorio. En los casos de homicidios y delitos sexuales se examinan las manchas de sangre y los fluidos biológicos. Luego se extrae el ADN que contiene la información genética.

“Los resultados pasan a un equipo computarizado que amplía la imagen del ADN, para que sea más fácil su visualización”. Esa información pasa a un analizador genético que entrega resultados hasta de cuatro personas a la vez.

Los resultados son archivados en anaqueles y clasificados, para que no se puedan confundir. “Aquí, a través de los perfiles genéticos se comprueba si hay compatibilidad con un sospechoso o con una víctima”, refiere Gaviria.

El especialista también reconoce que en algunas ocasiones, las “muestras que llegan despedazadas, mal cuidadas y eso impide una correcta identificación de los genes de las pruebas”.

Marcelo Jácome, jefe de Medicina Legal de la Policía, agrega que hacen falta más sitios adecuados para la conservación de las muestras. “Desde las cosas más obvias como congeladores”.

Cuando hay dudas sobre los resultados del análisis en un caso, el juez tiene la competencia para realizar nuevos estudios o desechar la prueba. Eso fue lo que ocurrió en el proceso de Lourdes T. y el supuesto violador fue absuelto de los cargos.

Lourdes T. apelaron el fallo y el proceso fue analizado en una instancia superior. Allí, las pruebas fueron validadas y se emitió una sentencia de 12 años.

En lo que va del año, en el país se registraron 1 201 denuncias por violación en la Fiscalía. En Guayas hubo 231 casos y en Pichincha, 226. En el 2009, en cambio, hubo 4 670 denuncias.

Loly Valladares, del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer, resalta la importancia de contar con pruebas físicas, para evitar que los casos de violación queden en la impunidad. “Eso puede ser decisivo en un caso. Por eso es importante que una víctima no se bañe luego de lo ocurrido y acuda a un servicio de salud para realizarse las pruebas necesarias”.

Gaviria dice que hay hombres estériles . En esos casos, es importante conservar otras pruebas como la ropa interior de la víctima y del agresor si fue detenido.

Pero en la Fiscalía señalan que hay pruebas que no llegan al laboratorio y se envían a las bodegas de la Policía Judicial. “Allí se estropean, no hay un cuidado y eso puede contaminar la evidencia”, dijo Thanya Moreno, fiscal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)