19 de May de 2010 00:00

Otro accidente causó el cierre de la Panamericana

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Judicial

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Después de las 14:00, los maderos y llantas aún humeaban a los costados de la vía Panamericana Sur. A la altura de Chisinche, a 1 km de Machachi, los moradores de la comunidad y padres de familia de la Escuela Nasa cerraron la arteria por más de seis horas.

Siete estudiantes no pudieron recibir clases ayer, porque quedaron heridos luego de que un camión embistiera a la camioneta que servía como expreso escolar.

Eran las 06:45 cuando el vehículo, que transportaba a los niños en la cabina y en el cajón, intentó cruzar de carril para ingresar a la escuela y dejar a los pequeños para la hora de entrada.

“De pronto observé a un camión acercándose a toda velocidad y antes de que nos impacte grité fuerte”. Es el último recuerdo que una de las víctimas, de 11 años, tiene sobre el accidente.

Una ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Machachi llegó inmediatamente a auxiliar a los menores. Minutos después, la gente colocó palos y llantas y prendió fuego. La circulación se interrumpió en ambos costados de la vía y así permaneció hasta pasadas las 13:30. Vehículos de carga, livianos y de transporte prácticamente se estacionaron desde Machachi hasta el puente Jambelí.

La pequeña de 11 años fue trasladada al Hospital Baca Ortiz, en Quito, con heridas graves en la parte izquierda del cuerpo. “Un médico dijo que estaba muy golpeada y que debía entrar a quirófano por una fractura en el brazo y en el homóplato”, señaló Rosario Rivera, su madre.

El plantel donde estudian los niños heridos está construido a 5 metros de la calzada, como la mayoría de viviendas y negocios a lo largo de la transitada vía, que va de Quito a la Sierra Centro.

El Cuerpo de Bomberos de Machachi registra entre cuatro y cinco accidentes de tránsito por semana en esta vía. La principal causa es el exceso de velocidad.

La noche del 25 de abril pasado, dos hermanas fallecieron atropelladas. Verónica y Carmen Ortega, de 16 y 20 años, perdieron la vida cuando un vehículo que iba a exceso de velocidad las atropelló. Ellas esperaban cruzar la calzada en el sector de San Alfonso, a tres minutos de Machachi, y su muerte fue inmediata.

Un día después la población cerró la vía, a la altura de Machachi, como protesta, al igual que ayer.

Carlos Jiménez, ex dirigente de la Asociación de Transportistas de Pichincha, dice que otro problema es la falta de señalización y pasos peatonales en la vía. Además, cree que debe instalarse una red de semáforos porque el peatón tiene que caminar seguro.

Por eso, los niños que estudian en la Escuela Nasa utilizan una camioneta como expreso escolar, para evitar cruzar la vía. Pero ayer eso no fue suficiente para cuidar la integridad de los menores.

Tres de los siete heridos fueron atendidos en el hospital de Machachi; otro, menos grave, fue trasladado a un consultorio privado y los tres restantes fueron llevados a Emergencias del Baca Ortiz. La niña de 11 de años estaba recostada sobre una camilla. Casi no podía moverse por el cuello ortopédico y las sondas conectadas a su brazo. Junto a ella estaba una compañera de 12 años. Ella sollozaba junto a su padre, Jaime Romero. Tenía una fractura expuesta y en la tarde fue operada.

Romero tiene cuatros hijos; tres en la escuela donde estudian los niños accidentados. Ayer, su segundo hijo también debía estar en la camioneta escolar pero por la mañana decidió no enviarlo a clases. “Estaba enfermo y queríamos llevarlo al doctor”.

Una tercera víctima, un niño de 7 años recibió un golpe en la cabeza. Hoy será dado de alta.

La niña de 12 años también iba a ser intervenida, pero se ordenó su traslado al Hospital Eugenio Espejo. La directora del hospital Baca Ortiz, Alexandra Rosero, dijo que un vaso sanguíneo podría estar comprometido y que era necesario realizar exámenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)