6 de March de 2011 00:01

788 442 contravenciones, sin resolverse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hasta el 23 de febrero, la Policía Nacional emitió más de un millón de boletas de contravención a escala nacional, desde la vigencia de la nueva Ley de Tránsito en agosto del 2008. De estas, el 73,8% (788 442 contravenciones) aún no reciben sanción en los juzgados de Tránsito.

Por este motivo, cientos de conductores aún conservan en sus licencias los puntos suficientes para seguir manejando. En la base de datos de la Dirección Nacional de Tránsito hay 9 524 choferes que, de haberse juzgado sus contravenciones, ya habrían perdido los 30 puntos de la licencia de conducir.Uno de ellos es Fausto M., quien conduce la unidad 896 de la cooperativa Latina, en Quito. El chofer, de 49 años, es un hombre de estatura mediana.

A las 14:33 del jueves 24 de febrero, él rebasaba a otra unidad de transporte público en la av. Mariscal Sucre, en el sector de La Magdalena. Un periodista de este Diario abordó su autobús en la esquina de la av. De los Libertadores. El conductor vestía una camisa salmón con las mangas dobladas y un jean azul. En la avenida Mariscal Sucre el tránsito era fluido y el conductor aprovechó para aumentar la velocidad.

Marcaban las 14:40 cuando sonó un celular y el chofer contestó mientras conducía. Cuando colgó siguió conversando con su ayudante, quien viajaba en el estribo.

Juan Zapata, de la Unidad de Ingeniería de Tránsito de la Policía, asegura que la falta de sanciones fomenta la impunidad y una conducta de irrespeto hacia la ley. “Eso incrementa el riesgo de accidentes en las vías del país”.

Según la Policía, el 2010 terminó con 16 405 accidentes de tránsito a escala nacional. 1 413 percances más que en el 2009. Entre las principales causas de accidentes se mantiene la impericia, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol. En total hubo 1 683 muertos y 14 102 heridos, el año pasado.

En un recorrido de 22 minutos hasta la av. 6 de Diciembre, Fausto M. paró para recoger y dejar pasajeros en 20 ocasiones. Ocho fueron en lugares prohibidos.

En el sistema informático de la Policía la licencia de ese chofer aparece con 52 puntos menos. Pese a eso, el conductor profesional sigue manejando el bus tipo de la línea Chillogallo-Floresta.Hasta la fecha, él ha acumulado 426 puntos por 97 infracciones de tránsito. De estas, 68 contravenciones todavía no han sido juzgadas. Frente al hospital del Seguro Social, el conductor detuvo el vehículo en media vía para dejar pasajeros. Dos cuadras más adelante, se detuvo con el semáforo en rojo, pero lo hizo sobre el paso cebra, impidiendo el paso de los peatones.

En la sala de sorteos

En la Sala de Sorteos del Palacio de Justicia de Quito hay más de 200 000 citaciones pendientes de sorteo. Estas permanecen amontonadas en un estante del despacho. El jueves 24 aún se sorteaban las contravenciones de marzo del 2009.

Sobre una mesa, el asistente judicial Alfonso Ramírez ordenaba los cientos de citaciones que se sortean cada día. Rufo Guerrero, jefe de esa Unidad, explicó que desde el pasado diciembre, se conformaron dos grupos de trabajo para evacuar las citaciones represadas. El primer grupo se encarga de sortear las boletas pendientes desde marzo del 2009. El segundo tramita las contravenciones desde noviembre del 2010.

En los pasillos de la Corte se observan a diario decenas de personas que se acercan a revisar en los puntos de información si su caso ya pasó a un juzgado.

Desde agosto del 2008 se han sorteado 537 173 causas en siete materias penales. De estas, el 46% (251 551) son de tránsito. Pero la cantidad de trámites judiciales sobrepasa la capacidad operativa de la unidad, en la que trabajan 18 funcionarios.

Las contravenciones también están represadas en los juzgados. Hasta la fecha no se han creado los juzgados de contravenciones que establece la Ley de Tránsito. Lo que se hizo fue incorporar 11 jueces adjuntos a los seis juzgados de Tránsito.

David Jacho, juez segundo de Tránsito adjunto, aseguró que en promedio despacha unas 300 contravenciones diarias. Aún le quedan pendientes unas 9 000. Francia Alarcón, jueza quinta, explicó que pese a la ayuda no se puede establecer un plazo para ponerse al día en los procesos.

A los judiciales también les preocupa el trámite que se dará a las contravenciones pendientes, una vez que se apliquen las reformas a la Ley Orgánica de Tránsito, vetada parcialmente por el Gobierno y pendiente de resolución en la Asamblea.

Según la transitoria vigésimo tercera del proyecto de reforma, a las contravenciones pendientes en los juzgados que no se impugnen se aplicarán las multas correspondientes. La duda de los jueces es porque en el documento no se especifica nada sobre la reducción de puntos. Tampoco se aclara qué pasará con las que siguen sin sorteo.

En la av. Patria y 6 de Diciembre, los policías Luis Jiménez y César Verdezoto detuvieron la unidad 896 para amonestar al conductor. Él argumentó que el sistema de trabajo lo expone a cometer más contravenciones. “Las que tengo pendientes fueron porque antes manejaba un bus ejecutivo y me multaban por llevar gente parada”.

Pese a que sabe que ya perdió los 30 puntos de su licencia y de que aceptó las faltas cometidas en el trayecto, él aseguró que impugnará las contravenciones pendientes para poder seguir trabajando. Luego de ponerse el cinturón de seguridad continuó hacia el barrio La Floresta.


Las estadísticas


Babahoyo es la ciudad con mayor porcentaje de contravenciones pendientes de juzgamiento, con el 98%. De 15 921 citaciones solo se han juzgado 226 y se han impugnado 15.

De los 16 405 accidentes de tránsito registrados a escala nacional en el 2010, la mayoría fueron automóviles, con 5 252. Le siguen las camionetas con 3 172, y las motos con 1 947.

Según la Dirección Nacional de Tránsito, al menos en el 29% de los accidentes de tránsito, los conductores se dan a la fuga. Esto es un agravante durante el proceso judicial.

La Policía capacitó a un grupo de agentes para que suban a los buses vestidos de civil. El propósito es que detecten y sancionen las contravenciones que se cometen en el trayecto.

Desde este fin de semana estaba previsto que los supervisores de tránsito también viajen en las unidades de transporte interprovincial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)