16 de December de 2010 00:00

1 500 policías serán trasladados a sus ciudades de origen

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Seguridad

El suboficial de Policía, Víctor J. se juntará con su familia, en Ambato, luego de 16 años de servicio. Ayer recibió el pase definitivo a la ciudad donde se encuentran su esposa e hijos.

En una ceremonia desarrollada en la Escuela Superior de Policía, en Pusuquí (vía a la Mitad del Mundo), la Dirección General de Personal puso en marcha el proyecto de desconcentración de la administración del talento humano a escala distrital.

1 500 uniformados del país serán trasladados a sus ciudades natales o donde viven sus familias.

“Mi esposa e hijos todavía no saben de que en la Policía va a haber cambios en el sistema de pases. Quiero darles la sorpresa justo cuando retorne a mi ciudad”, manifestó el policía Víctor J.

Según Juan Ruales, director de Personal de la Policía, el objetivo del proyecto es “fortalecer el proceso actual de pases del personal policial, buscando la eficiencia y la eficacia de la labor policial, en base al bienestar, estabilidad familiar, especialidad y capacitación de sus miembros”.

En el evento participó el comandante de la Policía, Patricio Franco. En su discurso afirmó que la medida busca mejorar el desempeño de los gendarmes.

Agregó que, desde la próxima semana, los departamentos de personal de la Policía estarán trabajando en ese tema.

El proyecto se cumplirá en tres fases. La primera considera los movimientos en base a los lugares de residencia de los policías.

La segunda fase toma en cuenta la especialidad del uniformado. En esta se analizará la profesión y estudios del agente. En la tercera, los pases se realizarán de acuerdo con la ubicación de las provincias cercanas a la residencia.

Este tema se analizó con fuerza luego de la insubordinación policial del 30 de septiembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)