21 de October de 2012 00:02

350 kilogramos de cocaína en Pedernales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El constante ingreso de vehículos a una hacienda ubicada en la vía Pedernales-Jama, provincia de Manabí, llamó la atención de los pobladores del sector. Los camiones entraban y salían por las madrugadas y con custodios. La Policía fue alertada a través de una llamada anónima y la Dirección Nacional de Antinarcóticos desplegó un equipo de Inteligencia.

Durante ocho meses siguieron los pasos de los supuestos integrantes de una banda presuntamente dedicada al narcotráfico. La noche del viernes fueron detenidas ocho personas, entre las que se encuentran extranjeros y ecuatorianos. Según un agente que participó en el operativo, fueron interceptadas en el km 28 de la vía Pedernales-Jama.

Los detenidos al parecer se transportaban en dos vehículos. Una furgoneta blanca y un camión con caja de madera.

Ayer, ambos automóviles estaban estacionados en el patio del comando de la Policía cantonal. El camión tenía las llantas traseras desinfladas y estaba lleno de sacos con paja. Según Antinarcóticos, ahí se había camuflado el alcaloide, en forma de ladrillos.

En la tarde de ayer, agentes informaron que la cantidad de droga incautada fue 350 kg.

Además, se confirmó que se trataba de cocaína. Para realizar los análisis químicos del cargamento, agentes de la Policía Antinarcóticos se movilizaron desde Quito hasta el lugar.

Mientras los oficiales de esa unidad de la Policía permanecían custodiando tres sacos de yute, la seguridad en el comando de Policía de Pedernales tuvo que reforzarse durante la mañana.

Elementos del Grupo de Intervención y Rescate se apostaron en los alrededores con armas largas. Esto llamó la atención de quienes circulaban por el lugar.

La audiencia de formulación de cargos contra los detenidos se inició a las 15:00 y estaba previsto que dure dos horas. La fiscal a cargo del caso pidió cautela con la información sobre el caso, porque hasta ayer aún se hacían allanamientos en otros inmuebles.

Este Diario conoció que en la vía Pedernales–Cojimíes, la Policía se tomó una hacienda y que montó un operativo para dar con el dueño. Esta no es la primera vez que Pedernales aparece en el mapa del crimen organizado.

El 13 de mayo pasado, una avioneta con placas mexicanas colisionó contra una elevación montañosa en el sector Coaque. Los dos tripulantes de la nave fallecieron. La Policía encontró USD 1,3 millones en una funda azul. En ese entonces se dijo que el dinero iba a servir para financiar actividades vinculadas al narcotráfico.

Solo tres días después, apenas a 25 kilómetros del sitio donde la aeronave se accidentó, se halló un laboratorio de droga en una zona boscosa. Tenía víveres e infraestructura para albergar a 10 personas durante tres meses.

La fiscalía de Bahía de Caráquez determinó que ese lugar iba a ser utilizado para “producir grandes cantidades de droga”.

Los agentes no descartan que la cocaína decomisada la noche del viernes iba a ser trasladada a una de las caletas pesqueras en la zona sur de Manabí. Desde ahí se pretendía llevar el estupefaciente vía marítima a Centroamérica y posteriormente a su destino final, Estados Unidos.

El  Consep  destruirá   droga con   nuevos hornos

La capacidad de destrucción de droga de los tres hornos que posee el  Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (Consep) es mínima. De hecho, esa maquinaria ya está obsoleta, según Rafael Molina, director Nacional de Administración de Bienes en Depósito de este organismo.

“Cuando se adquirieron esos hornos nosotros recibíamos kilos de droga, ahora recibimos toneladas. Esto no nos permite que los sigamos usando”, asegura.

Por eso, el 24 de septiembre adquirió dos  hornos para incinerar el alcaloide que recibe de la Policía Antinarcóticos. La compra se hizo al Reino Unido y costó USD 120 000. Se  calcula que la capacidad de destrucción será de tres a cuatro veces mayor a la actual.

Con esta  adquisición, el Consep podrá quemar entre 80 y 100 kilos de narcóticos por hora. “Los hornos que tenemos en este momento destruyen entre 20 y 30 kilos por hora”, precisa Molina.

La emisión de gases es otro tema que preocupa al Consep.  La Ley de Gestión Ambiental establece que "toda obra, actividad o proyecto que puede potencialmente causar contaminación, deberá presentar un estudio de impacto, que incluirá un plan de manejo ambiental”.

Para comprobar que la nueva maquinaria cumpla con los parámetros legales, un grupo especializado probará los hornos antes de que entren en funcionamiento. Guayas fue escogida para las primeras pruebas  y en noviembre se efectuarán en Pichincha.

Por otro lado, para evitar que la droga se acumule en las bodegas del Consep, la entidad contrata organismos privados.

Según un informe del Consep, en el 2011, esa entidad  recibió 26 toneladas de droga, entre clorhidrato de cocaína, heroína, marihuana y pasta base. Sin embargo, incineraron más de 31 toneladas, debido al alcaloide que se acumuló de años anteriores.

En los primeros nueve meses de este año, la Policía Antinarcóticos ha entregado 19 toneladas de droga de los operativos realizados en el país. El  Consep ha destruido poco más de 21 toneladas.

Molina asegura que Guayas y Manabí son las provincias con mayor número de incautaciones de  estupefacientes. Según la Jefatura Antinarcóticos de Guayas, el 50% de droga decomisada en el primer semestre del 2012 corresponde  a esa provincia.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)