9 de May de 2012 00:24

25 años de cárcel a enjuiciado por doble crimen en EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La sentencia completa fue emitida ayer. El Tercer Tribunal Penal de Azuay condenó a 25 años de reclusión mayor especial al cañarense Luis G., acusado de asesinar a una mujer y a su hijo de dos años, en Brockton, Massachusetts, el 12 de febrero del 2011.

Luis G., de 40 años, es la única persona investigada en EE.UU. y Ecuador (Cuenca) por las muertes de la migrante Avelina Palaguachi, de 25 años, y de su hijo, Bryan, de dos años. La víctima y su esposo, Jesús Caguana, oriundos de Cañar, le rentaban un cuarto al sospechoso.

Según Migración, el implicado retornó a Ecuador –con otra identidad- dos días después de los crímenes. Era el mismo día en que la Policía de Brockton localizó los cuerpos metidos en las fundas negras de yute y depositados en un contenedor de basura del vecindario.

Los resultados de las autopsias practicadas en Cuenca revelaron que Palaguachi y su hijo fueron asesinados a punta de golpes en la cabeza y luego el autor apretó sus cuellos con las manos. “Fue un acto de horror y extrema violencia”, explicó la fiscal Rocío Polo, quien investigó el caso.

Luis G., de baja estatura y delgado, fue detenido por la Policía, una semana después, cuando retiraba dinero de un ‘courier’ en Cuenca. Los familiares de su ex esposa, Tránsito G., lo habían denunciado por extorsión y amenazas de muerte. Ella vive en los Estados Unidos.

Luis G. contó que el investigado amenazaba a su hija (vía telefónica) con matar a toda su familia, incluido a sus cuatro hijos, si no le depositaba dinero. Los hijos de la pareja viven en un pueblo recóndito de Cañar, con los abuelos maternos desde hace seis años, cuando ella emigró.

Por este delito y el uso doloso de documentos públicos fue sentenciado a ocho meses de prisión, por otro Tribunal. Ese tiempo lo cumplió en la Cárcel de varones de Cuenca. Pero de forma paralela y para evitar que obtenga la libertad en ese corto tiempo, la Fiscalía actuó de oficio por el doble asesinato.

En las investigaciones también se conoció que Luis G. era buscado por la Interpol de EE.UU., con el código difusión roja.

Tenía dos órdenes de arresto vigentes por maltrato e intento de asesinato de su ex esposa. Por eso, Tránsito G. lo había denunciado ante las autoridades.

El fallo del Tribunal Penal, integrado por los jueces Azucena Andrade, Olmedo Feicán y Patricio Piedra, también establece el pago de una indemnización de USD 10 000 para la familia doliente. “La prisión deberá cumplirla en la cárcel de Cuenca y le descontarán el tiempo que ya está detenido”.

Para Dolores Palaguachi, hermana de la fallecida, lo importante es que se hizo justicia y que “el responsable permanecerá en la cárcel”. Los Palaguachi son una familia indígena bastante humilde. Avelina dejó una hija en la orfandad que está bajo el cuidado de los abuelos paternos.

El inculpado aseguró ser inocente de los cargos que se le imputan. Su abogado, Ítalo Palacios, aseguró que en las próximas horas presentará el recurso de apelación ante la Corte de Justicia de Azuay y “si no me dieran la razón en el aspecto jurídico iré hasta la casación”.

Según él, es un proceso que amerita ser investigado hasta la última instancia. “No hay certeza ni pruebas que involucren”. En la investigación, la Fiscalía tuvo acceso al informe de las huellas digitales tomadas de las fundas de yute que confirman la compatibilidad de Luis G.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)