12 de June de 2010 00:00

22 autos robados se recuperaron este año

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Aunque el robo de autos no es el delito más frecuente en Imbabura y Carchi, vehículos sustraídos en otras provincias son recuperados en la Sierra Norte. Este mes, la Policía confiscó en Ibarra tres automotores.Uno de ellos es una camioneta Chevrolet blanca de placas IAG-598. El vehículo fue encontrado desmantelado en medio de un bosque, en el sector de Bellavista. En el interior del automotor había una cédula, una licencia, una matrícula y un certificado de votación de José Manuel Y.La Policía también halló una camioneta Chevrolet concho de vino de placas PXE-642. Este ve-hículo fue reportado como robado en Chone, Manabí, el 5 de diciembre del 2008. Sin embargo, habría sido vendido varias veces. Según los agentes, los documentos estaban adulterados por lo que trasladaron a la camioneta a los patios de revisión, mientras se esclarecía el caso.También se retuvo al automóvil Chevrolet Corsa rojo de placas PRY-812. Según el parte policial, se detectaron anomalías en su venta, por lo que se realiza una investigación. A la lista de vehículos recuperados se suma una moto que fue hallada abandonada en la avenida Fray Vacas Galindo.Según Rómulo Montalvo, comandante de Policía de Imbabura, en la provincia no operan bandas organizadas de roba carros. Pero -según las investigaciones-, dijo, se conoce que muchos delincuentes llegan de otras provincias para cometer ilícitos, como vender autos robados. En lo que va del año, la Policía recuperó 22 automotores que habían sido reportados como robados. Ninguno había sido sustraído en Imbabura, según los uniformados. En el 2009 confiscó 34 vehículos sin documentos. En tanto, la Policía Judicial del Carchi investiga los robos de cuatro autos Chevrolet San Remo, desaparecidos en lo que va del año. Un agente que prefirió el anonimato dijo que la hipótesis de la Policía es que esos vehículos fueron trasladados a Colombia por pasos fronterizos secundarios. Al parecer, sus motores se usan para fabricar molinos para los laboratorios de procesamiento de drogas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)