15 de November de 2011 00:01

172 aspirantes dieron las pruebas teóricas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con siete páginas impresas en la mano. Así salió Francisco Morales del salón principal de la Estación de Cristal (en el Teleférico) luego de que contestara las 100 preguntas de la prueba teórica para los aspirantes a jueces de la Corte Nacional de Justicia.

Este penalista quiteño fue el primero de los candidatos en terminar el cuestionario y a la salida habló con el presidente del Consejo de la Judicatura Transitorio (CJT), Paulo Rodríguez. Hizo observaciones al proceso de selección. “Le dije que hay unas 20 preguntas que tienen las cuatro respuestas casi acertadas y no se sabía cómo contestar. Tenían que ver esas cosas”, dijo molesto.

“Yo me saqué 76 puntos, ¿y tú?”, preguntó Francisco Morales a Rolando Amores, pues los resultados se conocían de inmediato. Amores salió segundo y no sabía la nota mínima que debía obtener para continuar en el concurso.

En el Reglamento de selección se establece que para continuar, los postulantes deberán obtener el 70% de los puntos sumados entre esta prueba y la práctica que se medirá posteriormente.

[[OBJECT]]

Los postulantes llegaron temprano a la Estación de Cristal. Las pruebas debían comenzar a las 14:30, pero ellos fueron llamados con una hora de anticipación. Cinco mesas estaban instaladas y allí registraron su asistencia.

Mientras esperaban, los aspirantes se tomaron fotos. “Tómenos a nosotros, todos somos del Guayas”, dijo Efraín Duque. Él dice tener 35 años como abogado y que desde 1995 es experto laboral. “Hoy soy juez de la Corte del Guayas y todos tenemos aspiraciones. Por eso me presenté”.

Junto a este jurista estaba Jorge Morales, otro juez del Guayas y aspirante a la Corte Nacional de Justicia (CNJ). Dice que las preguntas planteadas para esta fase “son muy duras”. “Hay cosas que se nos han olvidado y tenemos que volver a recordar”, manifestó.

Las preguntas -dijeron los postulantes- recibieron el fin de semana. Eran 2 000, pero ayer debieron contestar 100.

Las 200 computadoras estaban listas. Pero antes Tania Arias, vocal de la Judicatura, llegó hasta un salón pequeño y calculaba que las pruebas se terminarían a las 19:00, aproximadamente.

Allí, Cristian Castillo, coordinador operativo del concurso, explicó que el sistema informático que contiene las preguntas no tiene conexión externa, que la seguridad es inviolable y que incluso se instalaron inhibidores de celulares. La Estación de Cristal quedó incomunicada.

En fila, los candidatos comenzaron a entrar. Juan Falconí Puig fue uno de los primeros en ingresar.

Él es uno de los candidatos con el mayor número de impugnaciones y ayer dijo que no hubo suficiente tiempo para estudiar las preguntas.

Castillo reconoció que el viernes último subieron el cuestionario al sistema informático y que el sábado se hicieron las correcciones con el Comité de Expertos.

“Lo mismo pasó en la primera etapa. Yo doy clases en maestrías. Hay alumnos que se quedan de año, pero yo no tengo el título de maestría. Entonces allí perdí algunos puntos. Espero que haya la oportunidad de recuperar esos puntos”, dijo Falconi Puig.

Benjamín Cevallos también se quejó. Él fue presidente de la anterior Judicatura y ahora quiere ser juez de la Corte Nacional.

“Es un desorden tremendo el que existe. Creo que es una falta de respeto para los postulantes, porque recién ayer, a las 13:00, recibimos las preguntas”, indicó.

Rodríguez y Arias minimizaron los cuestionamientos. Poco a poco los candidatos se sentaron frente a las computadores y el proceso arrancó a las 14:40. Luego, otra explicación del presidente de la Judicatura. “Hasta este momento, de los 183 candidatos han venido 172. Si llegan más tarde pueden entrar, pero tienen menos tiempo para responder”, dijo Rodríguez.

Desde la parte alta de la Estación de Cristal se podía ver cómo personal del Consejo de la Judicatura Transitorio caminaba cerca de los aspirantes. Sus imágenes se transmitían por 10 pantallas.

Uno a uno, los candidatos dejaron el lugar. Luis Quiroz, actual juez penal de la Corte Nacional de Justicia, prefirió no decir cuántos puntos obtuvo.

Raúl Ilaquiche, esposo de la asambleísta Lourdes Tibán, en cambio, dijo que logró 66 puntos sobre 100. “Ha sido bastante interesante, pero también bastante complejo, en términos de que estamos en una fase en que teníamos que conocer todas las leyes y eso para cualquier ser humano es bastante complicado”, dijo.

Antes de que se terminasen las pruebas, Rodríguez indicó que los candidatos que no estuvieren de acuerdo con la nota pueden pedir una recalificación y que el Comité de Expertos tendrán tres días para resolver el caso.

Pasadas las 18:00, en el local de las pruebas solo quedaban unos 20 aspirantes. Afuera la ambulancia de la Cruz Roja tampoco se movía. Los paramédicos llegaron por si existían personas que presentasen problemas con la altitud, atendieron solo a un candidato que había llegado de Guayaquil.

A la fase de pruebas asistieron un grupo de veedores nacionales y el Comité de Expertos y Expertas. También se instaló un ‘software’ para contabilizar las respuestas.

Los resultados

A las 08: 30 de hoy,  el Consejo de la Judicatura Transitorio informará oficialmente los resultados de estas pruebas.
 
Hoy también   comienzan las impugnaciones a los candidatos de la Corte Nacional. Las partes tendrán 20 minutos cada una y no estarán frente a frente.

El presidente  de la Judicatura, Paulo Rodríguez, señaló  que las impugnaciones tomarán tres semanas. Y espera que la designación de jueces esté lista para enero del 2012

De los candidatos ,  Juan Falconi Puig  es el    que mayor número de impugnaciones tiene   con siete recursos en su contra.  

En lo que va de este año,  la Judicatura ha invertido entre USD 30 millones y USD 40 millones en este proceso.

Al final del evento,  los candidatos se llevaron   sus pruebas impresas con el número de preguntas que acertaron de las 100 que se sorteó  a cada uno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)