20 de enero de 2015 23:50

Drama y dolor por el atropellamiento masivo en Quito

En el sector de Chillogallo, en el sur de Quito, en la calle Carlos Freile, ocurrió un accidente en el que dos personas fallecieron y más de 10 resultaron heridas. Foto: EL COMERCIO

En el sector de Chillogallo, en el sur de Quito, en la calle Carlos Freile, ocurrió un accidente en el que dos personas fallecieron y más de 10 resultaron heridas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 17
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Seguridad
Quito

La calle Carlos Freile del sector de Chillogallo (sur de Quito) nuevamente fue escenario de policías y familiares de las víctimas del accidente de tránsito ocurrido la madrugada del 1 de enero del 2015. La razón fue el reconocimiento del lugar de los hechos por parte de perítos de la Fiscalía de Tránsito N° 3 del sur de la ciudad. Este escenario fue testigo de un atropello másivo, en donde fallecieron tres personas y 12 resultaron heridas.

La diligencia, según Marco Montúfar, abogado defensor de una de las víctimas, hace parte del periodo de instrucción fiscal. Este acto determina el lugar específico del accidente y la posible descripción de los hechos.

Posteriormente se espera que el, fiscal del caso, Pablo Durán, ordene la reconstrucción de los hechos del incidente.

Andrea Gavilanes, hija de Rocío Sánchez, una de las tres víctimas mortales, manifiesta que el proceso se desarrolla con normaildad y que la Polícia colabora en los trámites pertinentes. Por otra parte afirma que ella junto a los familiares de las demás víctimas se encontraron presente en el trámite judicial que duró cerca de una hora.

Ella, hasta el momento, se siente conforme del avance del proceso y confía en que la justicia se pronuncie y dictamine una pena para Franklin S., quien según el parte policial manejaba el automotor que arrolló a su madre. De igual forma pide que se determine el grado de responsabilidad de la propietraria del camión.

Gavilanes también afirma que el lugar en donde murió su madre no es ageno a su familia, ya que por ahí transitan todos los días. "Al ser una calle principal el acceso es inevitable, los buses pasan por el lugar, cuando vamos a dejar a los niños al colegio caminamos por allí, uno revive día a día el acontecimiento, incluso el local de mi mami esta dos cuadras más abajo. No es fácil, es muy doloroso", añade.

Por otra parte, Franklin S., continúa retenido y a espera de la audiencia de juzgamiento. Mientras que los heridos del accidente siguen en recuperación en distintas casas de salud, pero a la espera del desarrollo del procedimiento legal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)