9 de June de 2009 00:00

La seguridad antiincendios, sin control

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito

Beatriz Cárdenas denota angustia cuando habla sobre el incendio ocurrido hace un mes en su departamento. “Mi empleada dejó una vela encendida en la sala y salió a la tienda. Al volver, la cortina y el aparador estaban quemándose”, señala la moradora del conjunto Balcón Metropolitano, en La Casas.

Cárdenas dice  que ni siquiera en la guardianía del conjunto había un extintor o mangueras para  apagar las llamas. “Hubo que tumbar la puerta y romper las ventanas para tratar de apagar el fuego con baldes y lavacaras. Por suerte, nos dimos cuenta a tiempo. No quiero pensar lo que hubiera pasado”.



Otro caso de incendio
Hace 14 días se quemó el departamento 78 de las torres Santa Fe, ubicadas en la av. 6 de Diciembre y Whymper, en el norte. El edificio contaba con todas las medidas de seguridad.
Los propietarios o administradores de edificios pueden solicitar capacitación a los Bomberos en cualquiera de sus jefaturas zonales.
Para más información puede acercarse al edificio Torres Almagro, ubicado  en la av. La Colón y Reina Victoria, en el norte, o llamar al 911 o al 09 802 9768.William Carrera, administrador de Balcón Metropolitano, admite  que los 290 departamentos de su conjunto no tienen medidas de seguridad contra incendios. “El Municipio debe exigir que todos los conjuntos tengan extintores. Yo solicité una inspección a Bomberos, en 2004, y nunca vinieron”.

Víctor Erazo, jefe del Área de Prevención del Cuerpo de Bomberos, asegura que las inspecciones se hacen antes, durante y cuando está terminada la construcción,  para dar el certificado de habitabilidad. 

“Una vez entregado el certificado de habitabilidad, no podemos saber lo que pasa en las casas. Algunos constructores retiran las medidas de emergencia o las cambian de lugar, pero nosotros no podemos entrar a las viviendas a hacer el mismo control que en los negocios”, dice Erazo.

Sin embargo, agrega que si los administradores o propietarios así lo desean, es posible  solicitar una inspección o capacitaciones a los Casacas Rojas.  “Eso ya depende de cada uno”.

Carrera afirma que él se mudó al conjunto en 2003 y que para esa fecha su conjunto todavía no tenía el permiso de habitabilidad de Bomberos. Sin embargo, ya vivía gente allí. “Los constructores nos dijeron que no teníamos medidas contra incendios porque se trataba de un tipo de vivienda social. ¿Cómo puede ser ?”,   se pregunta indignado.

La situación que viven los moradores de Balcón Metropolitano no llegan a experimentarla los vecinos de los edificios ubicados en la av. González Suárez.

En las torres Olympus I y II (de 14 pisos cada una) hay un sistema de extintores, mangueras, señalización, alarmas y escaleras de emergencia en cada piso.

“Desde 1994, cuanto se fundaron los edificios, hemos sido meticulosos con la seguridad. Aquí contamos con una empresa privada  que nos provee de los equipos y nos renueva el líquido de los extintores cada año. También capacita al personal de servicio”, refiere Franklin Montúfar, administrador de los edificios.

Adicionalmente, Montúfar asegura que las torres tienen cinco cisternas de almacenamiento de agua “capaz de sostener al edificio por tres días si nos cortan el suministro de líquido”.

Asimismo, según el administrador, el 70% de los propietarios, guardias de turno y personal de servicio sabe cómo  utilizar el sistema contra incendios.

Erazo califica como positiva esa gestión. “Tener todos los equipos no es una garantía si la gente no sabe cómo utilizarlos o qué hacer en caso de que ocurra un incendio”.

El Cuerpo de Bomberos no tiene un registro de cuántos edificios residenciales tienen seguridad contra incendios. Solo hay un listado de los conjuntos que han solicitado su ayuda para instalar los sistemas de prevención.

En ese reporte constan 22 edificios, dos conjuntos habitacionales y un condominio. Algunos de ellos son Ciudad Palermo, en Chillogallo; Estancia de La Armenia, en Guangopolo, y el edificio Torres Profesionales, en el norte de la capital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)