1 de abril de 2018 00:00

Siete sectores empujan los precios a la baja en Ecuador

Ropa, alimentos, muebles, restaurantes, están entre los productos que más aportaron a la deflación. Foto: EL COMERCIO.

Ropa, alimentos, muebles, restaurantes, están entre los productos que más aportaron a la deflación. Foto: EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 23
Giovanni Astudillo y Angelina Castillo (I) 
negocios@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En seis cuadras de las calles General Torres, Gran Colombia y Bolívar, en el Centro Histórico de Cuenca, se concentran más de 20 tiendas de ropa nacional e importada. Su principal estrategia es ofrecer descuentos y promociones para vender su mercadería.

Hay que reducir los precios para incentivar a los consumidores y obtener ingresos para que el negocio funcione con normalidad y rotar la mercadería, dijo Julio Ortiz, de la boutique LEC. “Los clientes piensan más en el momento de comprar o endeudarse con una tarjeta de crédito”.

La misma estrategia se repite en Guayaquil. En el local Olé Zapatos se ofrecen descuentos del 50% en mercancía seleccionada, desde octubre pasado. La vendedora Evelyn Zambrano dijo que, sin embargo, las ventas no se han incrementado de manera significativa. “Los descuentos suelen tener mayor efecto en días festivos como Carnaval o el Día de la Madre”.

Ropa, alimentos, muebles y artículos del hogar, restaurantes y hoteles, recreación y cultura, bebidas alcohólicas y servicios diversos son los rubros que más han reducido sus precios, entre febrero del 2017 y el mismo mes de este año, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

En cambio, otras categorías como comunicaciones, transporte, salud, servicios básicos y educación tuvieron variaciones positivas, que oscilaron entre el 0,01% y el 0,08%, en los últimos 12 meses, según información del INEC.

La inflación anual se ubicó en -0,14%, en febrero pasado. De los últimos 12 meses, en cinco se registraron variaciones negativas en el Índice de Precios al Consumidor mensual.

Para el analista económico Alberto Acosta Burneo, Ecuador pasa por un proceso de corrección de precios, tras una bonanza económica que ocasionó que los valores aumentaran de forma significativa y “nos volvamos muy caros”.

Explicó que, al comparar los precios de Estados Unidos y Ecuador de la última década, “en nuestro país subieron un 25% más”. En la actualidad las empresas deben hacer rebajas como principal estrategia para vender su mercadería.

Acosta añadió que el consumidor prioriza sus gastos debido a la incertidumbre y, en algunos casos, a la falta de empleo. Puso como ejemplo, que en septiembre del 2014, de cada 100 personas de la población económicamente activa, 58 tenían un empleo adecuado. En diciembre bajaron a 50.

Según él, esas condiciones ocasionan que la compra de productos como ropa, muebles, calzado, entre otros, pueda ser aplazada.

De esa situación está consciente el presidente del Grupo Colineal, Roberto Maldonado, quien aseguró que es más difícil vender por la falta de liquidez en los consumidores.

Según él, los comerciantes e industriales optaron por sacrificar sus utilidades para reducir los precios y comercializar. El año pasado vendió un 5% más que en el 2016, pero las utilidades disminuyeron un 50%.

Colineal recurrió a promociones, liquidaciones y descuentos, que oscilan entre el 25% y 60%. “Antes sí lo hacíamos, pero éramos menos agresivos en las campañas publicitarias y los descuentos”, señaló Maldonado, quien es presidente de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de la capital azuaya.

Para reducir los precios, agregó Maldonado, los industriales redujeron los costos de producción. En el caso de Colineal optaron por primero vender y luego producir y solo cuentan con un ‘stock’ mínimo de seguridad. “Antes era al revés porque comercializábamos con mayor facilidad”.

En el local de accesorios y golosinas Funky Fish, en el norte de Guayaquil, también hay descuentos de más del 30%, en la mercadería seleccionada. Su encargada, Eliana Hernández, aseguró que la respuesta del público es positiva, pero no hay un crecimiento significativo en las ventas.

Los precios no solo han disminuido para los productos como ropa, muebles y calzado, sino también para los servicios de cultura y recreación. Los directivos del Teatro Sánchez Aguilar (Samborondón) optaron por reducir el valor de las entradas. El costo mínimo pasó de USD 20 a 15.

Otra estrategia son los paquetes corporativos. 20% de descuento por la compra de 10 entradas y 40% de descuento para 100 boletos. Para mayo próximo ofertarán paquetes de bonos en las categorías de conciertos, danza, infantil y producciones propias.

La Dirección de Comunicación del Teatro Sánchez Aguilar indicó que el objetivo es incrementar la afluencia de personas ante la proliferación de ofertas en Guayaquil.

En el caso de los hoteles, la estrategia es similar. Diego Utreras, director ejecutivo de la Federación Hotelera del Ecuador, dijo que en el 2017 hubo una disminución del 1,35%, en promedio, en la tarifa de los hoteles cuatro y cinco estrellas en Guayas. Este gremio está integrado por 450 establecimientos.

Utreras atribuyó esta situación a la proliferación de la competencia informal.

En otros rubros como las bebidas alcohólicas, los precios disminuyeron fundamentalmente por la reducción de aranceles en los licores europeos, indicó Jorge Tálbot, gerente de Embotelladora Azuaya. En el caso del producto nacional, dijo, se mantienen los mismos valores.

El exdirector del INEC, Byron Villacís, aseguró que la reducción constante de precios como ocurre en el Ecuador no es beneficiosa porque desincentiva a la producción y, por ende, disminuyen las fuentes del empleo y aumenta el subempleo, que afecta a los ingresos familiares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (49)
No (13)