14 de March de 2010 00:00

‘Sara la espantapájaros’ irá al extranjero

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción  Sierra Norte

 La niña con piel de paja que habla y se mueve como persona, protagonista de la película ecuatoriana ‘Sara  la espantapájaros’  sigue cautivando a miles de infantes en varias provincias del Ecuador.  El  largometraje infantil fue filmado en el 2007 en diversas locaciones de la provincia de Imbabura.

En los últimos dos años este filme, de 72 minutos de duración, se ha presentado en funciones en Quito, Guayaquil, Manta, Otavalo y, el miércoles pasado,  se lo   exhibió en el remodelado  teatro Gran Colombia de Ibarra.



Algunos detalles de la producción
En enero del  2009, ‘Sara la espantapájaros’  se presentó    en el Festival de Las Tablas en  Manta. En febrero del mismo año, en el teatro México de Quito. En julio, en el VII Festival  Cero Latitud.
Luis Flores Ruales  escribió esta historia original buscando nexos de  la trama con la extensa simbología mítica de la cosmovisión indígena de los pueblos de la  provincia de Imbabura.

Cientos de niños y adultos apreciaron  el trabajo de  dirección del cineasta lojano Jorge Vivanco y del guión del otavaleño Luis Flores. La cinta narra la historia de Yuyari, el hijo mayor de una típica familia campesina quichua.

Este joven elabora con mucha aplicación   a la espantapájaros Sara, interpretada por la actriz Flormarina Montalvo. Luego de poco tiempo el monigote cobra vida y se vuelve  capaz de soñar con vuelos  a través de  los parajes andinos.

Este sueño le lleva a caminar  hacia  las montañas. En el trayecto conoce a los personajes de la rica mitología andina: el guagua chivo, el taita churo, la curiquinga, el duende musgo, la chificha, el árbol andante, el bosque hablador, el ojo de agua y otros.

Flormarina Montalvo es ahora la  directora provincial de Educación de Imbabura. Ella y la fundación Mirarte, propietaria de los derechos del largometraje,  intentan hacer circular  este filme en los circuitos internacionales.

La actriz   cuenta que “en abril la película se proyectará en Washington, en el festival Miradas de la Mitad del Mundo. Después, en el Festival de Cine de Bogotá. Con la subtitulación en inglés se nos abrirán algunas puertas en Europa y Estados Unidos”.

Este mes,  ‘Sara la espantapájaros’  también se verá en el canal venezolano Vive TV, luego de un convenio con la fundación Mirarte. Luis Flores, guionista y productor,  dijo:   “el canal nos compró los derechos. Además, participaremos en los festivales de cine de varias ciudades como  Chicago, Barcelona  y Cartagena”.

La cinta se grabó durante tres meses en diversos parajes de Otavalo, San Pablo, Íntag, Pataquí, Atuntaqui y Chota. 18 actores, capacitados por Vivanco, intervinieron en esta cinta que en total costó USD 80 000.

Una parte del financiamiento lo obtuvo Mirarte con el premio de USD 25 000 conferido por la Unesco al proyecto de educación popular Jugando con el abuelo. El trabajo concluyó en el 2007,  mediante la entrega de textos, que recogen la tradición oral quichua, a más de 18 000 escolares de 114 establecimientos.

 La música de la cinta  fue grabada en Boston,  con la colaboración del grupo Yarina. Juan José Luzuriaga, Gilberto Rodríguez, Jorge Medina y Pablo Caviedes participaron también.

Punto de vista  

‘El filme recrea la tradición oral’

Gabriela Ribadeneira  / Actriz

 El filme recrea la tradición oral de los adultos mayores quichuas. Es un intento por revitalizar esa cultura y presentarla a las nuevas generaciones para elevar su autoestima. También tiene un mensaje ambiental que transmite esa necesidad de cuidar el entorno a través de los consejos del taita churo y otros personajes. Este mundo mágico y la   sabiduría andina deben conocerse en todo el  el mundo y en todas las regiones ecuatorianas.

En la actualidad, es lamentable observar la invisibilidad en la que se desenvuelven algunas etnias alejadas de sus tradiciones orales y sin registros escritos que las pudieran hacer trascender en el tiempo, en la cultura y la historia a pesar de su enorme riqueza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)