16 de junio de 2015 06:37

Juan Manuel Santos defiende en Oslo que el conflicto colombiano no tiene solución militar

El ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Boerge Brende (izquierda), saluda al presidente colombiano Juan Manuel Santos, durante la inauguración del Forum de Oslo, Noruega, el 16 de junio del 2015. Foto: EFE

El ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Boerge Brende (izquierda), saluda al presidente colombiano Juan Manuel Santos, durante la inauguración del Forum de Oslo, Noruega, el 16 de junio del 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE
Oslo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, defendió hoy (16 de junio del 2015) en un foro sobre procesos de paz en Oslo que la respuesta al conflicto en su país no pasa por la guerra, aunque defendió el uso de la fuerza como complemento a las negociaciones.

"Sabemos muy bien que una solución militar en el caso de Colombia, y en muchos otros conflictos, no es la respuesta", dijo en su intervención en el Oslo Forum, en el que estuvo acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores noruego,
Borge Brende.

Aunque calificó de "obsoleto" recurrir a la guerra para resolver conflictos, añadió que sería "ingenuo" creer que el uso de la intimidación ya no es necesario, y sostuvo que fue el cambio en la correlación de poder con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) lo que posibilitó el inicio del proceso de paz.

Citando al fallecido primer ministro israelí Isaac Rabín, defendió que "algunas veces un líder debe combatir el terrorismo como si no existiera un proceso de paz, y persistir en la búsqueda de la paz como si no existiera terrorismo".

Santos resaltó la importancia del cambio "radical" en las relaciones con los países vecinos -incluidos Venezuela y Cuba- para facilitar el inicio del proceso hace tres años y medio, cuando se constituyó formalmente a las afueras de Oslo la mesa de diálogo, que luego ha desembocado en varias rondas de negociaciones en La Habana.

Las conversaciones de paz mantenidas en otras ocasiones con las FARC muestran su tendencia a "manipular" el diálogo para lograr legitimidad dentro y fuera de Colombia, según Santos, quien añadió que "cada paso que hemos dado tiene una lógica y una razón".

A la hora de analizar las raíces del conflicto, citó el "fracaso" del Estado a la hora de garantizar su presencia en todo el territorio y el déficit de infraestructuras, que su gobierno ha tratado de paliar con grandes planes inversores y reformas sociales "profundas".

"Lo he dicho varias veces: en La Habana estamos silenciando las armas y en Colombia estamos construyendo la paz", afirmó el mandatario, resaltando que se ha implementado una Ley de Víctimas y Restitución de tierras pese a continuar el conflicto armado.

Santos tildó de "hito histórico" los acuerdos en tres de los cinco puntos de la mesa de diálogo, en especial las drogas ilegales, aunque acusó a las FARC de haberse lucrado con el narcotráfico.

En cuanto a los derechos de las víctimas y el desarme, desmovilización y reintegración de la guerrilla, recordó la reciente creación de una comisión de la verdad cuando acabe el conflicto y el inicio del debate sobre el tema de la justicia.

"Nos enfrentamos a un terreno inexplorado, aún no hay ejemplos de negociaciones exitosas de paz en la era del Estatuto de Roma. Somos muy conscientes de que estamos sentando un precedente", dijo.

Los derechos de las víctimas deben de estar en el centro, aunque es "inevitable" una solución intermedia entre la paz y la asunción plena de responsabilidades que debe ser percibida por los colombianos como una "fórmula justa".

"Muchas veces los procesos de paz se ven en dificultades por los políticos y no por los temas álgidos que se discuten en la mesa de negociación. Eso es precisamente lo que está pasando en Colombia. Es difícil de creer pero la paz también tiene muchos enemigos, muchas veces enemigos poderosos", aseguró Santos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)