21 de septiembre de 2015 19:10

Moradores de Valle Hermoso participaron de una socialización sobre riesgos

El Niño Santo Domingo

Autoridades y moradores de la parroquia rural Valle Hermoso, en Santo Domingo de los Tsáchilas, hablaron sobre el fenómeno de El Niño. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
María Victoria Espinosa

En una plenaria, los habitantes de la parroquia rural Valle Hermoso, en Santo Domingo de los Tsáchilas, pudieron despejar las dudas sobre el fenómeno de El Niño. Una de las inquietudes de los moradores del sector ubicado al occidente de Ecuador fue cómo se evitarán las inundaciones en los barrios cercanos al río Blanco.

Carmen Rojas vive hace 30 años en Valle Hermoso. Ella afirmó que en invierno siempre tienen problemas y que por eso les preocupa los efectos del fenómeno de El Niño en ese sector. “El agua llega hasta las casas. Hace unos cuatro años perdimos las camas y electrodomésticos”, agregó.

Andrea Maldonado, viceprefecta de Santo Domingo de los Tsáchilas, aseguró que se dragará ese afluente y así las inundaciones disminuirán. Se extraerá aproximadamente unos 98 mil metros cúbicos de material pétreo del río, que provocan la migración de las corrientes, según explicaron los técnicos de la Prefectura.

La obra tiene un costo de USD 500 000 y deberá entregarse en 90 días. Maldonado señaló que ya obtuvieron un permiso del Municipio para iniciar con los trabajos. En el momento, la obra se encuentra en proceso de contratación. Se espera iniciar desde octubre con los trabajos en el río Blanco.

Walter Molina, especialista en Gestión de Riesgos de la Prefectura de Santo Domingo de los Tsáchilas, explicó que cuando el río crece no solo arrastra agua, sino también piedras, y tiende a desbordarse por su caudal y por su alta pendiente.

El objetivo de la obra es darle mayor capacidad al afluente para que transporte más agua y así el canal no se llene de material pétreo. “El material extraído irá en la parte lateral, el 30 por ciento para proteger de la erosión el cauce del río y el resto irá tras del muro para que ayude a protegerlo. Y existirá reserva para obras viales y lastrado de la parroquia porque es material pétreo”, agregó Molina.

Jhonny Espinoza, presidente de la Junta Rural de Valle Hermoso, señaló que las reuniones continuarán para que las personas estén preparadas sobre posibles emergencias por el fenómeno de El Niño. “Con el dragado del río se mitigarán los efectos, pero es bueno que los moradores no boten basura a las alcantarillas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)