6 de julio de 2018 00:00

En Santo Domingo se espera la llegada de los cuerpos de Óscar y Katty, asesinados en la frontera norte 

En la vivienda de la familia Velasco Pinargote se preparaba el recibimiento de Katty. Foto: EL COMERCIO

En la vivienda de la familia Velasco Pinargote se preparaba el recibimiento del cuerpo de Katty. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 12
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los familiares de Óscar Villacís y Katty Vanessa Velasco ultimaban, el jueves 5 de julio del 2018, detalles para el recibimiento de los cuerpos de sus parientes, que arriban este viernes a Quito y luego a Santo Domingo de los Tsáchilas. En esta ciudad, los familiares se concentraron para hablar sobre el velatorio y el funeral de los dos ecuatorianos.

El Gobierno informó en un comunicado que los cuerpos serán repatriados el 6 de julio, en un vuelo que saldrá desde Pasto, Colombia, a las 08:00.

En la planicie del patio de la vivienda de la familia de Óscar, en la avenida Río Lelia, está lista una carpa bajo la cual se colocará el féretro del joven.

Se hizo una minga y se contaban anécdotas del joven, de 24 años, quien fue asesinado por disidentes de la guerrilla en la zona de frontera con Colombia. Sus primas lo recordaban en los momentos amenos.

Mientras que su padre, Héctor Villacís, prefirió esperar en la sala de la casa junto a su madre Elvia. Villacís espera el reencuentro con su hijo en medio de lágrimas. Cuenta que lo primero que hará es buscar un tatuaje que su hijo tenía a la altura del puño. Él no está convencido de las pericias que se hicieron en Colombia y que permitieron comprobar la identidad de Óscar Villacís, secuestrado el 12 de abril en la zona de Puerto Rico, un poblado del departamento de Nariño, en el vecino país.

El padre fue el último en enterarse sobre los resultados de las pruebas forenses que se conocieron el último miércoles, en la localidad de Pasto.
El hombre, de 62 años, sufre de diabetes y debido a las impresiones que sufrió luego del plagio de su hijo perdió parte de la visión.

El jueves estaba con el rostro entristecido y su estado de salud estaba controlado con la insulina que le suministraron temprano. En la madrugada había llorado inconteniblemente, luego de que sus hijos le confesaron que uno de los cuerpos hallados en Colombia era el de Óscar. Hasta la tarde, cuando se dio la información en Pasto, no se había enterado de los detalles del proceso forense.

Héctor Villacís Gómez, hermano del joven asesinado, cuenta que su hermana Elvia le escribió vía Whatsapp desde Colombia y le comunicó los resultados de la diligencia.

En ese diálogo, ella le comenta que no le permitieron verificar el cuerpo y que lo único que supo fue el pronunciamiento del director de Medicina Legal de Colombia, Carlos Valdés. El funcionario indicó que la identificación se realizó a través de las huellas dactilares. También reveló que los cuerpos de Óscar Villacís y Katty Velasco presentaban múltiples cortes en el cuello y el tórax, producidos con objetos cortopunzantes. Se determinó que la causa de la muerte fue anemia aguda.

Los familiares de la pareja tomaron la decisión de realizar los velatorios por separado. Los cuerpos serán sepultados en el cementerio general de la ciudad, una vez que los parientes de la pareja decidan el día y la hora.

El Consejo Municipal de Santo Domingo se solidarizó con las familias.
Se hizo un minuto de silencio en la sesión del jueves.

Las honras fúnebres de Katty Velasco serán en la casa de su madre, en la Cooperativa de Vivienda Venceremos.

Su abuela, Aurora Rodríguez, contó que se analizó llevarla a Guayaquil, pero finalmente la familia resolvió que sea en casa de su madre, donde vivió los últimos meses antes de que viajara a la frontera colombiana con Óscar Villacís.

En las viviendas de las familias estarán presentes psicólogos que aplicarán una terapia para evitar contratiempos en la salud de Adelaida Pinargote, madre de la joven, quien sufre de altibajos en su presión.

También se cuidará a la hija de Katty, de 5 años. La niña fue llevada el 5 de julio nuevamente a una terapia con un psicólogo.

Aún no se le ha comunicado sobre la muerte de su madre, pero ella está pendiente de cada detalle. El último miércoles, cuando le llevaron unos juegos de Mickey Mouse que pedía, estuvo contenta.

Pero luego de unos minutos preguntó a una de las donantes de los juguetes si le podría traer de vuelta a su madre. En el grupo de personas que llegaron con ayudas solo hubo silencio.

En contexto

Los cuerpos de Óscar Villacís y Katty Velasco fueron hallados en Barbacoas, Nariño, el 3 de julio. La pareja de jóvenes completa la cifra de nueve víctimas a manos de la violencia de disidencias de la guerrilla de las FARC que operan en la franja fronteriza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)