16 de enero de 2018 00:00

En Santo Domingo las personas evitan la revisión vehicular 

La revisión técnica vehicular que se realiza en Santo Domingo de los Tsáchilas tiene poca afluencia de propietarios de vehiculos. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

La revisión técnica vehicular que se realiza en Santo Domingo tiene poca afluencia de propietarios de vehículos. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 41
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 6
Bolívar Velasco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los centros de revisión vehicular de La Concordia, Puerto Quito, Quinindé y El Carmen reciben más vehículos que salen desde Santo Domingo, para evitar la revisión técnica que funciona en esa ciudad.

A estas cuatro urbes llegaron desde agosto del 2017 los 4 769 autos que dejaron de realizar la revisión en la ciudad de los tsáchilas.

Desde agosto, este cantón implementó la revisión con tecnología de punta que permite verificar las condiciones mecánicas de los automotores, conforme a la normativa que establece la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

Pero la puesta en marcha de este servicio, a cargo de la Empresa Municipal de Transporte, provocó una reducción de usuarios frente a la demanda que tenían cuando no contaban con el chequeo técnico.

Por ejemplo, en el 2016 se realizaron 39 769 revisiones y el año pasado fueron 35 000.

De las 122 y 128 atenciones diarias que se contabilizaban hasta antes de agosto del 2017 se pasó a 70 y 90 diarias.

En La Concordia, Puerto Quito, Quinindé y El Carmen, ubicadas hasta una hora y media de viaje, la revisión de alrededor de 10 parámetros se efectúa manualmente y al ‘ojo’, porque no cuentan con un sistema técnico, como los que tiene Quito, Cuenca, Guayaquil y Santo Domingo.

El sello de aprobación que se obtiene en esas ciudades permite a los conductores circular libremente por las calles y vías de Santo Domingo, ya que no existe ninguna restricción legal. Además, la ciudad aún no cuenta con los agentes civiles de tránsito para que impongan las sanciones a quienes realizaron esta revisión fuera de la ciudad de Santo Domingo.

Sin embargo, los municipios de esas cuatro ciudades tienen un nuevo plazo para implementar el sistema de revisión técnica vehicular, indicó la Asociación de Municipalidades del Ecuador. Desde noviembre cuentan con un año y medio para equipar este servicio. Esta es la segunda prórroga, pues el plazo inicial fue en octubre de ese año.

Mientras tanto, los dueños de vehículos de Santo Domingo agrandan las listas de turnos de los centros de revisión de las cuatro ciudades vecinas.

Rebeca Cueva, directora encargada de la Unidad de Tránsito de Puerto Quito, dice que los usuarios de Santo Domingo le significan a esa unidad el 70% de las 2 400 atenciones mensuales. En esa dependencia la revisión no tarda más de 15 minutos. El chequeo de las luces, limpiaparabrisas, pito, llantas con el labrado nuevo, entre otros, son los parámetros que revisan los técnicos.

En Santo Domingo, en cambio, esta verificación debe pasar por sensores que detectan en un programa informático las posibles fallas del auto.

Así se revisa si las luces están bien calibradas, que las emisiones de gases no excedan los límites, que el ruido no supere un determinado pico de decibeles. También se comprueba el estado de la amortiguación, la dirección del eje, la capacidad de respuesta de los frenos, el estado de algunas piezas.

Según Betty Espimbera, fiscalizadora de operaciones del centro de revisión técnica, la mayoría de problemas detectados son por fallas en los frenos, gases y ruidos.

En ese caso, el vehículo queda rezagado para una segunda revisión que no tiene costo y se puede realizar hasta en 30 días.

David Mera asistió en el 2017 a la revisión vehicular en Santo Domingo y pasó sin inconvenientes. Pero en enero del 2018 decidió gestionar un turno en el cantón La Concordia, para evitar una observación por un ruido que presenta el motor de su chevrolet Aveo.

“Un familiar acudió el año pasado a la revisión técnica y no pasó por un problema en un elevador del cabezote del motor. Son muy exigentes”.

Santiago Armendaris, director de la Unidad Vehicular del cantón concordense, señala que el año pasado la revisión pasó de 9 000 a 14 000 vehículos registrados.

Asegura que entre estos están los que arribaron desde Santo Domingo y los nuevos que se incorporaron al parque automotor de la urbe.

En el cantón El Carmen son muy exigentes con las condiciones para aceptar una revisión de vehículos de otras ciudades. Pablo Morocho, dirección de la Unidad de Tránsito, sostiene que está prohibido dar paso a vehículos del servicio público o ejecutivo.
En ese caso, el permiso de operación de esos automotores limita al propietario a realizar su trámite donde presta su servicio.

En contexto

En el país hay 217 cabildos que aún no tienen el servicio de revisión técnica vehicular; solo tienen Santo Domingo, Guayaquil, Quito y Cuenca. La Asociación de Municipalidades del Ecuador gestionó un nuevo plazo de año y medio para implementar el servicio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)