26 de January de 2010 00:00

Santillán presenta nuevas obras

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura
cultura@elcomercio.com

La producción más  reciente del artista David Santillán está centrada en dos ámbitos temáticos: la soledad y la incomunicación.  Durante los últimos meses del año pasado,  el artista creó una serie de 14 óleos de mediano y gran formatos que se expondrán al público desde hoy, a las 19:00.
   


Su recorrido plástico
En  2008  obtuvo el II Premio (en la Categoría de Pintura)  de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de la  Universidad  de Chapingo, en México.
El año pasado  participó en la Bienal Internacional de Arte Siart, de La Paz, Bolivia. Su obra ha participado en muestras de arte contemporáneo como  ‘Realismos radicales’  o ‘La huella del grabado II’.
 Ha realizado nueve exposiciones  individuales  y  ha mostrado su obra en más de 30 colectivas  en Argentina, Chile, Bélgica, Japón, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Malasia,  Estados Unidos, entre otros.

En la Universidad Internacional SEK se  inaugurará, junto con esa muestra,  un nuevo espacio para exposiciones temporales.  El auditorio del Monasterio de Guápulo, ubicado en la Plaza Central de Guápulo, se dedicará a exposiciones  visuales. Johanna Zavala, directora de Relaciones Internacionales de esa institución, dijo  que la muestra de Santillán es el principio de una programación anual. Para marzo ya se ha anunciado una exposición de Carlos Monsalve.
     
Santillán ha trabajado un lenguaje figurativo de intensa carga metafórica  y conceptual. Su preferencia por el óleo y los elementos iconográficos de su lenguaje (que no desdeñan rasgos o técnicas de la Escuela Quiteña)  marcan una mixtura conceptual que ha sido saludada por la crítica.

El escritor  Cristóbal Zapata ha apuntado sobre  Santillán que “fusiona armónicamente el espesor conceptual que informa el arte contemporáneo con ese rasgo ontológico que distingue a las experiencias estéticas más entrañables del panorama actual y que no es otro que aquella verdad del tiempo que su pintura trae a la superficie y a la luz”.

El artista Miguel Betancourt, por su parte, piensa que   “la obra de Santillán siempre  ha sido fuerte y ha obligado al espectador a reflexionar sobre la realidad aparente. Sus motivos están cargados de sugerencias, como esos elementos cotidianos que, por acción de su pincel, son  elevados al plano del arte”. 

Las temáticas de la soledad  y la incomunicación  tienen reflejos en cuadros como   El locutorio, un díptico de 2,40 x 1,40 que muestra a un personaje  rubio que explora el lado inverso de los locutorios europeos  que usan los latinoamericanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)