1 de julio de 2015 13:06

Estudiantes de una escuela de Sangolquí participaron en un simulacro en caso de una erupción del Cotopaxi

Simulacro Cotopaxi

Cerca de 1 152 estudiantes de la escuela Alberto Acosta Soberón, ubicada en Sangolquí, participaron del simulacro. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Valeria Heredia

La mañana de este miércoles 1 de julio del 2015 se llevó a cabo un simulacro en Sangolquí, capital del cantón Rumiñahui. Los estudiantes de la escuela Alberto Acosta Soberón, ubicada en la avenida Luis Cordero, sector de El Aguacate, realizaron una evacuación hacia uno de los sitios seguros: la Plazoleta Municipal.

Esta institución educativa está ubicada en una zona de riesgo, cerca del río Santa Clara. Por este afluente bajarían los lahares (mezcla de lodo, agua, rocas y demás material volcánico), en caso de una erupción.

La actividad, que fue coordinada por el Ministerio de Educación, se inició alrededor de las 09:00. Los alumnos caminaron unas tres cuadras hasta la Plazoleta. Aquí se organizaron en filas para evitar accidentes o que los alumnos se perdieran. Además, llevaban sus mascarillas para protegerse de lo que sería la ceniza volcánica.

En total, se demoraron entre 10 y 15 minutos. Así lo aseguró Mónica Orbea, oficial operativa del Cuerpo de Bomberos. Asegura que en esta oportunidad los tiempos de respuesta se redujeron. "En la práctica anterior se registraron alrededor de 25 minutos de llegada. Ahora, el tiempo mejoró considerablemente. Nos sentimos orgullosos".

La actividad se realizó con cerca de 1 152 estudiantes que asisten a este plantel. Carmen Guagua, directora de Gestión de Riesgos del Ministerio de Educación, indicó que el objetivo es velar por la seguridad de los alumnos y los docentes y que los tiempos de respuesta y la organización en este simulacro estuvieron bien. "Los estudiantes saben cómo reaccionar: vías de evacuación, hacia dónde dirigirse y demás".

Según la Directora, se prevé que se hagan más simulacros en el resto de zonas y provincias que se verían afectadas en caso de una erupción del coloso, que tiene una altura de 5 897 metros sobre el nivel del mar (msnm). "Las actividades arrancarán en septiembre próximo, porque los alumnos salen a vacaciones. Mientras tanto se realizarán simulacros para evitar emergencias por lluvias o sismos en provincias de la Costa".

En el ejercicio de evacuación también se contó con el apoyo de la Policía Nacional, la Cruz Roja y demás entidades de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)