13 de febrero de 2015 10:44

Un San Valentín Diverso frente al Registro Civil de la Gran Colombia

Registrio Civil del Centro de Quito, ubicado en la avenida Granco Colombia. Foto: Archivo / EL COMERCIO.

Registrio Civil del Centro de Quito, ubicado en la avenida Granco Colombia. Foto: Archivo / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 28
Triste 0
Indiferente 11
Sorprendido 1
Contento 50
Mariela Rosero

Una besada pública frente al Registro Civil, en San Blas, se desarrollará este sábado 14 de febrero del 2015, a las 10:00, para celebrar el San Valentín Diverso.

Detrás de la iniciativa están los activistas que impulsan la campaña a favor del Matrimonio Civil Igualitario.

¿Cómo surgió la idea? A la gente de la comunidad Lgbti (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexo) no le pareció incluyente una publicidad del Registro Civil. En ella se muestra un dibujo de una novia en brazos del novio. Y se indica: “¿Sueñas con casarte un 14 de febrero?”.

Luego se explica que esta institución abrirá sus puertas mañana a todas las parejas que quieran contraer nupcias ese día.

En Ecuador, el matrimonio entre personas del mismo sexo aún no es posible. “Existe una resolución del Registro Civil que habilita el registro de nuestras uniones de hecho en las cédulas. Pero esta entidad no lo considera para publicitar sus servicios el Día del Amor”.

Lo recuerda Pamela Troya, quien el 27 de este mes, cumplirá seis años junto a Gabriela Correa. Viven juntas desde hace tres años y medio.

Pamela Troya y Gabriela Correa. Foto: Bolívar Vásquez / EL COMERCIO.

Pamela Troya y Gabriela Correa. Foto: Bolívar Vásquez / EL COMERCIO.

El 5 de agosto del 2013, ambas acudieron a esas oficinas del Registro Civil, en San Blas, en la avenida Gran Colombia N11- 258 y Elizalde, frente al Banco Central. Así empezó a visibilizarse su lucha por el reconocimiento del derecho de las parejas del mismo sexo a acceder al matrimonio civil.

Danilo Manzano, de 27 años, es representante de los jóvenes ante la Secretaría de Inclusión del Municipio de Quito. Es gay. Y admite que no todos los gais quieren casarse. Él no lo descarta. Le molesta no tener derecho a elegir.

Las parejas heterosexuales, comenta, responden que primero van a convivir un tiempo antes de una boda o que eso está en sus planes a futuro. “Nosotros no podemos casarnos. Es muy diferente no querer casarse a no poder elegir casarse”.

Él no estará en la besada pública. Trabaja en la Fundación Esquel, además de ser representante de los jóvenes en el Distrito. Por eso no ha tenido vacaciones hace mucho tiempo. Espera descansar un poco este feriado de Carnaval que va hasta el martes 17 de febrero. Tiene planes. Pero apoya la lucha.

“Es un acto interesante, tenemos la posibilidad de registrar las uniones de hecho en las notarías y no en todas, pues en algunas no nos ayudan. Pero otra cosa será tener la opción de un matrimonio civil”.

Danilo relata que recibe amenazas a través de redes sociales por ser gay. Le escriben 'skin heads' y grupos religiosos. Sin embargo, él asegura que los jóvenes Lgbti son muy valientes, se enfrentan a sus familias y a la sociedad.

Hace tres semanas, en la Plaza Foch, hubo una besada de la población Lgbti. Se organizó en rechazo a la discriminación que sufriera una pareja gay que por mostrar afecto, en un lugar público, como otras parejas heterosexuales, fue sacada del sitio. Pero el acto convocado para mañana es distinto.

¿Por qué? La besada pública se desarrollará a plena luz del día, a las 10:00. En un espacio público. Habrá una presentación Drag Queen y está por confirmarse la realización de una batucada. La intención de los organizadores de la besada es mostrar que existen. “Si el Registro Civil invisibiliza nuestro amor y a nuestras familias, estaremos ahí para decirle: aquí estamos”.

Eso dice la invitación que circula en las redes sociales. Está en la cuenta de Facebook de la campaña ‘Matrimonio Civil Igualitario Ecuador’ y en la de Twitter, @MatrimonioEC

Los organizadores aseguran que no les interesa obstaculizar el desarrollo de matrimonios entre heterosexuales. Por eso no se colocarán en la vereda en la que funciona el Registro Civil. Estarán frente a ese local.

Esta no es una lucha de maricones y tortilleras, es una lucha por derechos, por igualdad ante la ley”, ratifica Troya, quien señaló que la convocatoria es abierta y parejas heterosexuales que apoyan la campaña estarán presentes también. Admite que será una prueba para ellas, les permitirá saber qué tan dispuestas a exponer su amor están las parejas Lgbti.

Desde el 15 de septiembre del 2014, las parejas del mismo sexo pueden registrar su unión de hecho en el Registro Civil, para que conste de forma legal en su cédula de identidad que una persona está unida de hecho con otra del mismo sexo. Por eso, los activistas insisten en que el Registro Civil pudo hacer una campaña más inclusiva. Invitar también a los homosexuales a vivir algo simbólico, a cambiar su estado civil en la cédula de identidad, mañana 14 de febrero, Día del Amor.

Troya y Manzano coincidieron en la necesidad de avanzar en derechos para la comunidad Lgbti. Ahora mismo hay parejas del mismo sexo que tienen hijos, a través de métodos de fecundación. Y los niños quedan desprotegidos cuando la pareja se separa. No existe la doble maternidad y paternidad. No se puede pedir pensión de alimentos. Tampoco se piensa en qué pasaría si una de las madres o uno de los padres muriera. El Registro Civil solo coloca a la criatura el apellido del progenitor y no se de su pareja del mismo sexo.

El niño no tiene los apellidos de los dos, solo de uno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (2)