21 de noviembre del 2015 00:00

Salvaguardias desaparecerán en cuatro etapas

Electrodomésticos

En el almacén Electrocentro se comercializan electrodomésticos que están gravados con salvaguardias desde marzo. Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 4
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 83
Carolina Enríquez
Redactora
cenriquez@elcomercio.com (I)

Los comerciantes empezaron a hacer cálculos en los precios de los productos que están gravados con salvaguardias, luego de que ya se cuenta con un plan de eliminación de estas sobretasas a partir de enero.

La Cámara de Comercio de Guayaquil hizo público un documento de la Organización Mundial de Comercio (OMC), del pasado 26 de octubre, donde constan las fechas de desgravación para 2 961 partidas con sobretasas de hasta el 45%.

Este mecanismo, vigente desde marzo pasado, estableció aranceles adicionales de entre el 5 y el 45%. La mayor cantidad de partidas arancelarias gravadas (1 392) tiene el porcentaje más alto.

Para estas el documento de la OMC establece que pasarán del 45 al 40% en enero. Luego tendrán una reducción al 26,7% en abril y al 13,3% en mayo. En junio serán liberadas. Para las partidas con otras sobretasas se estableció sus respectivas fechas y porcentajes de desmonte hasta junio.

Entre las 1 392 partidas con sobretasa del 45% se encuentran alimentos, bebidas alcohólicas, maquinaria, refrigeradoras, lavadoras, entre otras.

Ricardo Cando, representante del almacén Electrocentro, comercializa estas últimas. Una Whirpool de 18 kilos, americana, está en USD 800, pero antes de las sobretasas costaba 690. “Con las compras que hagamos desde enero esperamos ofrecer mejor precio”.

Por ahora, y hasta agotar el stock, se comercializarán a los valores actuales porque son productos que se importaron con sobretasas arancelarias del 30 y 45%, es decir, pagan hasta un 75% de aranceles, sin contar con otros tributos.

Para la temporada navideña el negocio realizará una última importación a valores actuales con el fin de responder a la demanda en esta temporada.

Otros que también están obligados a importar son los empresarios textiles. Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles, explicó que no pueden esperar al desmonte para beneficiarse de tasas más bajas en bienes como hilos, botones, entre otros insumos (gravados con hasta el 25%), ya que se utilizan en la producción diaria.

Sin embargo, las empresas sí esperarán al desmonte total para realizar inversiones, por ejemplo, en maquinaria (45% de sobretasa). “Hay que ver cómo se mueve el mercado y si los precios llegan a reducirse”.

En general, las empresas ven como positiva la decisión de desmontar las sobretasas. La misma OMC destaca en el documento que el país está actuando de manera transparente y apegada a la normativa.

El Ministerio de Comercio Exterior confirmó a este Diario que presentó el documento como parte de su planificación original y que se prevé el desmantelamiento total en junio del 2016. Agregó que en octubre pasado el Comité de Balanza de Pagos de la OMC aceptó que la medida continúe, aunque en febrero del próximo año se analizará la situación económica del país y los efectos producidos por la medida.

El objetivo de las salvaguardias es reducir las compras en el exterior, que estaban impactando en la balanza de pagos. Según el Banco Central del Ecuador, en el período enero-septiembre estas bajaron 17,9% frente al mismo lapso del 2014.

Almacenes Mendieta, dedicado a la venta de artículos de belleza, dejó de ofrecer algunos productos una vez que se aplicaron las sobretasas. “No solo porque ya no comprábamos. Antes venían los distribuidores y en este año ya no lo hicieron. Las afeitadoras marca Phillips dejaron de traer. También, las secadoras y planchas para el cabello de marcas como Remington”, dijo Flory Bravo.

Ella desconocía que la desgravación empezará desde enero. Confía en que los distribuidores les vendan al precio anterior, porque eso atraerá nuevamente a los clientes. Las ventas han caído en función de la salvaguardia que paga cada producto. Una secadora profesional, por ejemplo, tiene ahora un costo de USD 260. La idea es que vuelva al valor anterior, es decir, USD 100 menos.

En contexto


El Gobierno no ha definido si aplicará otro mecanismo para enfrentar el alza de las importaciones y tampoco ha establecido en cuánto se han reducido las compras de las 2 961 partidas en los ocho meses vigentes. Indicó que eso merece un análisis técnico adicional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (53)
No (11)