5 de March de 2015 19:29

Los constructores de automóviles aprovechan los productos derivados en Ginebra

Opel

Una mujer dentro de un modelo de auto de la empresa Opel en el Salón del Automóvil en Ginebra. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Por Estelle Peard
Ginebra

Juguetes, bicicletas, perfumes... Los productos derivados son las otras estrellas del salón del automóvil de Ginebra, y proporcionan unos ingresos adicionales para los fabricantes, al tiempo que les permiten perfilar su imagen.

En los pasillos de esta cita imprescindible para el sector automotriz y para los amantes de los vehículos de grandes cilindradas, muchas marcas exponen objetos muy alejados de lo que es el núcleo duro de sus negocios.

Mientras que la italiana Ferrari propone réplicas en miniatura, el constructor de bólidos Bugatti apuesta por un bolso de piel de cocodrilo que cuesta 20.000 euros (USD 22.000). Lujo y exclusividad son la consigna.

Para la marca de alta gama alemana Mercedes-Benz, el salón de Ginebra fue la ocasión de presentar un nuevo catálogo de productos derivados.

“No todo el mundo puede permitirse comprar un Mercedes-Benz pero todo el mundo puede tener un llavero, una camiseta, un vehículo en miniatura o una carcasa para el iPhone” , explicó Christian Boucke, director de la división dedicada a estas actividades.

Según Boucke, esta actividad es “rentable” y supone cerca de 100 millones de euros en 2014.

“Esta actividad permite hacer conocida la marca y dar a los clientes y también a los aficionados, la oportunidad de mostrar su orgullo”, un negocio con el que vendieron casi un millón de artículos el año pasado.

La casa del deportivo Porsche sigue la misma filosofía, con una línea que comenzó a vender en la década de 1960, vendiendo una serie de maletas inspiradas en su modelo deportivo “911” .

“Cuando esto se hace bien, refuerza la imagen global del constructor”, comentó Stefan Bratzel, experto alemán del sector.

Para Jens Wiese de la consultora AlixPartners esta cartera de productos puede ser muy extensa, pero la regla es que la calidad sea la misma que la marca.

Mostrar la marca 

En países asiáticos, el logo juega un papel muy relevante, donde los clientes quieren emblemas más visibles que en Europa, dijo Boucke.

Sin embargo, los constructores de lujo no son los únicos en aprovechar esta veta del negocio. La marca Peugeot también genera utilidades vendiendo molinillos de pimienta y leones de peluche.

Estos artículos también puede servir a mejorar la imagen que los clientes tengan de una marca. La francesa Renault acaba de lanzar una colección de marroquinería inspiradas en las versiones de alta gama de sus modelos Espace y Clio.

“Quisimos redefinir lo que es 'premium' para Renault”, a explicó a AFP Emilie Gruson, directora artística de la marca.

Para el constructor francés una serie de bolsos de entre 421 y 662 euros hacen parte de una estrategia que busca “mostrar a un público más amplio, y no necesariamente del segmento del automóvil, que la marca evoluciona” .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)