15 de December de 2009 00:00

El saco de urea se entregará a USD 10

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Agromar

La próxima semana llegará una parte de las 250 000 toneladas de urea  compradas a Venezuela y  otros países.

Esta vez, el fertilizante se entregará directamente a los campesinos y no al Banco Nacional de Fomento (BNF), como ocurrió anteriormente  cuando  entregaron 100 000 toneladas.
 El Ministerio de Agricultura y Ganadería  creo un programa de inscripción de los agricultores que necesitan el insumo para la nueva temporada de siembras.

Rafael Guerrero Burgos, subsecretario del Litoral, informó que se han inscrito unas 400 organizaciones. Ellas enviaron el listado con los nombres de los agricultores, número de cédula, la cantidad que necesita cada uno, las hectáreas, el tipo de cultivo y el lugar de producción.

Cada saco  se venderá a USD 10 y no será subsidiado, aseguró Guerrero. Esto porque en el precio de venta están incluidos el costo del insumo y los gastos de transporte y aduanas.
En las entregas anteriores, el Gobierno dio un subsidio al campesino, pues cada saco le costaba  USD 18, puesto en el puerto de Guayaquil.

Actualmente, la urea cuesta USD 25 en el mercado local y el precio está controlado, según un decreto emitido por el presidente Rafael Correa y el ex ministro Walter Poveda.

Freddy Barrionuevo, del Centro Agrícola de Ventanas (Los Ríos), contó que pidieron
 20 000 sacos para  más de 1 200 socios que cultivan arroz y maíz. Dijo que no sabe cuánto costará, pero ya necesitan el insumo, porque empezó a llover y ya empezaron a sembrar. 

La Junta de Usuarios del Sistema de Riego Jaime Roldós, en Guayas, también se apuntó.  Necesita urea para  abonar 17 000 hectáreas de arroz.  Esta  Junta tiene   5 000 agricultores asociados  y por cada hectárea necesitan nueve sacos de urea, según el arrocero Antonio Salazar.

Guerrero dijo que los gremios que pidieron más de 1 000 sacos deben retirarlos del puerto. Y para quienes solicitaron menos de esa cantidad, el Ministerio los llevará a los lugares cercanos de los campesinos.

Los agricultores tienen que pagar el valor del fertilizante en el BNF  para retirar el producto.

De esta forma se evitarán las especulaciones, reventas y quejas de que la urea no llega a todos los campesinos, dijo hace una semana el ministro de Agricultura, Ramón Espinel.
Mensualmente, se traerán 25 000 toneladas, por lo que las 250 000 toneladas alcanzarán para unos 10 meses.

Esa cantidad casi cubre la demanda de urea en el país, pues se consume alrededor de 300 000 toneladas anuales.
Los agricultores de Ventanas están sembrando maíz y arroz y necesitan cinco sacos por cada hectárea para abonar. El Centro Agrícola tiene una cobertura de 14 000 hectáreas entre los dos productos, aunque se siembra más maíz, dijo Barrionuevo.

Guillermo Boza, de la Asociación de Cacaoteros del Cantón Vinces (Los Ríos), indicó que están reuniendo los requisitos para hacer el pedido.

Ellos son 80 socios y necesitan al menos unos 1 000 sacos de urea para 500 hectáreas de cacao. Ellos usan un saco por hectárea en la época de lluvias y otro saco en la misma extensión de tierra en la temporada de verano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)