10 de febrero de 2016 09:16

Más de USD 1 000 millones se esperan de Sacha

El campo  Sacha está ubicado en Orellana y opera la compañía de empresa mixta Río Napo

El campo Sacha está ubicado en Orellana y opera la compañía de empresa mixta Río Napo. Foto: Achivo/Cortesía PDVSA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 46
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 15
Alberto Araujo
Redactor (I)
albertoa@elcomercio.com

Hasta abril próximo, el Régimen prevé elegir a la firma que intervendrá en el campo Sacha de la empresa mixta estatal Río Napo. La idea es llegar a un acuerdo similar al firmado, en diciembre pasado, con la francesa Schlumberger, cuando se hizo cargo del campo Auca.

El contrato suscrito con Schlumberger es de servicios específicos con financiamiento y consiste en que la empresa adjudicada se compromete invertir en el campo durante un tiempo determinado a cambio de una tarifa por barril de petróleo extraído.

Para el caso de Auca, Schlumberger invertirá unos USD 4 900 millones durante 20 años a cambio de una tarifa de USD 26 por barril de crudo producido. Pero, además, la firma entregó a Petroamazonas USD 1 000 millones como parte del contrato.

El ministro coordinador de los Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, aseguró que ese monto de recursos comprometido ya ingresó a las cuentas de Petroamazonas en semanas pasadas y que se buscará replicar el modelo para Sacha hasta abril.

Esto, con el fin de que la inversión de riesgo la asuma la prestadora de servicios; la producción del campo no caiga y se incremente; y Petroamazonas libere recursos que tiene que entregar a Río Napo para la operación de Sacha.

Río Napo es una compañía mixta, cuyo paquete accionario pertenece en un 70% a Petroamazonas y en un 30% a la estatal venezolana Pdvsa. La firma opera en Sacha desde noviembre del 2009.

Sin embargo, se espera que la prestadora de servicios que intervenga en Sacha entregue un monto inicial mayor al que Schlumberger dio por Auca.

“Estamos buscando más de USD 1 000 millones (para Sacha, ndlr) porque es un campo que tiene más reservas y menos complejidad desde el punto de vista tecnológico”, dijo Poveda al asegurar que hasta el momento hay cinco firmas internacionales interesadas en llegar a un acuerdo sobre el activo.

Sacha

Producción del campo Sacha

Aunque no quiso adelantar los nombres, indicó que estas compañías tienen su sede en Estados Unidos, Rusia, China y un país árabe.

¿El dinero que entrega la empresa a cambio de intervenir en el campo es una especie de crédito? Poveda responde que para la prestadora de servicios es una inversión inicial.

“Haciendo una analogía con otras industrias, es como comprar un proyecto. Una empresa viene y ‘compra’ un proyecto minero similar a Fruta del Norte y digamos que paga USD 1 000 millones. Pero, además, debe invertir otros USD 1 000 millones para construir la mina. En la lógica financiera de la empresa, tuvo que invertir en el proyecto en total USD 2 000 millones”, dice Poveda.

En esta línea, el objetivo primordial es que se hagan las inversiones y no caiga la producción del campo. El exvicepresidente de Petroindustrial, Edmundo Brown, explica que, al ser un campo antiguo, Sacha requiere tecnologías muy especiales de levantamiento de petróleo artificial y técnicas de recuperación mejorada para contrarrestar la declinación natural de la producción.

Insiste en que debe darse un concurso transparente para escoger una compañía con experiencia, tecnología y dinero para intervenir en Sacha.

Para Brown, al ser este un campo en plena producción y con reservas probadas, el único riesgo que asume la empresa que lo intervenga será el de la disponibilidad económica para implementar los trabajos y levantar la producción.

Sacha es uno de los activos petroleros más importantes del Estado ya que del campo se extrae un 13% de la producción nacional de crudo.

Fue descubierto en la Amazonía ecuatoriana por el consorcio estadounidense Texaco-Gulf en 1969, de acuerdo con los registros de Petroecuador, y en junio de 1972 se incorporó a la producción petrolera del Ecuador.

En 1989, el campo pasó de la Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana (CEPE) a Petroecuador, firma que lo operó hasta noviembre del 2009 cuando pasó a Río Napo para que incremente la producción de crudo.

No obstante, luego de dos años, el Gobierno renegoció el contrato porque bajo los términos iniciales la producción no se incrementaba sino que decaía.

Pero a partir del 2012 la extracción de crudo en Sacha ha registrado un incremento sostenido del 2 al 22% anual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (3)