6 de octubre de 2017 18:13

Un senador ruso advirtió que Corea del Norte está lista para probar misiles capaces de llegar a EE.UU.

Kim Jong Un, comandante supremo del Ejército Popular de Corea del Norte, en un lanzamiento del cohete balístico estratégico de mediano a largo alcance de Hwasong-12 en un lugar no especificado. Informes de prensa indican que Corea del Norte lanzó otro mi

Kim Jong Un, comandante supremo del Ejército Popular de Corea del Norte, en un lanzamiento del cohete balístico estratégico de mediano a largo alcance de Hwasong-12 en un lugar no especificado. Los ensayos de las pruebas nucleares hechas por Pyongyang han generado que el Consejo de Seguridad de la ONU sancione al gobierno norcoreano. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
y Agencia EFE

El gobierno de Corea del Norte está preparado para probar misiles capaces de alcanzar la costa oeste de Estados Unidos, declaró el senador ruso Igor Morozov tras visitar el país asiático.

"Se están preparando para una nueva prueba con un misil de largo alcance y hasta nos dieron cálculos matemáticos que apuntan a que su misil puede alcanzar la costa occidental de los Estados Unidos. En un futuro cercano, van a llevar a cabo, según entendemos, otro lanzamiento de un misil, pero esta vez con un alcance más largo", afirmó Morozov, que considera la postura de Corea del Norte como "bastante beligerante".

La delegación rusa estuvo de visita oficial en Pyongyang, publica este 6 de octubre del 2017 la agencia de noticias rusa Sputnik. Durante la visita, Morozov remarcó que la situación exige una pronta intervención de todos los estados interesados, especialmente los representados en esa región, a fin de prevenir hostilidades a gran escala.

El pasado 4 de octubre, el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió contra un posible "ataque total" para desarmar a Corea del Norte. El Jefe del Kremlin consideraró que no hay seguridad de que sea efectivo dado el hermetismo del régimen comunista, según publica la agencia EFE.

"Vamos a hablar con claridad. ¿Se puede asestar un ataque total? Se puede. ¿Lograría su objetivo? No se sabe. Y es que, seguramente, nadie sabe lo que hay y dónde. Nadie lo sabe al cien por ciento. Es un país cerrado", dijo Putin durante la Semana de la Energía Rusa.

Destacó que "hubo un momento en que, en principio, acordamos con Corea del Norte que asumiría ciertos compromisos: suspender su programa nuclear militar".

"No había que haber bloqueado, literalmente solo una semana después, las cuentas bancarias norcoreanas. ¿Para qué había que provocarles? Ellos se salieron definitivamente de todos los acuerdos y comenzaron a desarrollar sus programas nucleares y de misiles", dijo.

En consecuencia, agregó, "ahora tenemos lo que tenemos: una bomba de hidrógeno, en vez de una atómica", y "en vez de simplísimas piezas de artillería, ahora tienen misiles de 2 700 kilómetros de alcance y de hasta 5 000 kilómetros. ¿Acaso esa es la vía capaz de solucionar el problema? No. Nosotros vemos que ocurre todo lo contrario", señaló.

Putin recordó que el fallecido líder norcoreano Kim Jong-il ya le dijo en 2001 que Pyongyang tenía armas nucleares y que podían alcanzar Seúl con ayuda de simples sistemas de artillería.

"Aquellos que intentan hablar con Corea del Norte desde una posición de fuerza solo refuerzan al régimen norcoreano", comentó.

Y resaltó que el polígono militar en el que los norcoreanos hacen ensayos nucleares y con misiles se encuentra a unos 200 kilómetros de la frontera rusa, lo que preocupa al Kremlin no menos que a la Casa Blanca, "si no más".

"La retórica de ambas partes debe disminuir. Hay que encontrar una vía de diálogo directo entre EE.UU. y Corea del Norte, y entre ésta y el resto de países de la región. Solo así se podrá encontrar una solución aceptable y equilibrada", apuntó.

Al tiempo, asimismo condenó las acciones de Corea del Norte dirigidas a violar los acuerdos contemplados en las correspondientes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

También aseguró que "prácticamente" no hay intercambios comerciales entre Moscú y Pyongyang, y estimó en 40 000 las toneladas de crudo que Rusia suministra a ese país cada trimestre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)