1 de June de 2009 00:00

Ruralistas pidieron calma para evitar nuevas agresiones en Argentina

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Buenos Aires, DPA

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, hizo hoy un "llamado a la cordura" a los productores rurales para evitar nuevas agresiones contra funcionarios del gobierno en el marco de la campaña electoral para los comicios parlamentarios del próximo 28 de junio.

Biolcati y la SRA fueron responsabilizados por el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, del "escrache" (agresión) que sufrió el gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato oficialista a diputado Daniel Scioli la semana pasada en la localidad de Lobería.
 
El dirigente de la Sociedad Rural, la entidad más tradicional y conservadora del sector rural argentino, repudió la agresión. "No merece nadie ser agredido físicamente y así se lo hacemos saber a nuestra gente, no es la actitud del sector agropecuario, ni del interior", aseguró.
 
"A través de nuestras instituciones, estamos llamando a la cordura, porque no apoyamos de ninguna manera estos hechos de violencia", señaló Biolcati, quien señaló que "hay un evidente descontento con la actitud del gobierno, que debiera estar manifestándose en forma pacífica, pero no con estas agresiones personales, que no conducen a pacificar las cosas, sino a alentar una campaña que de por si viene bastante complicada".

El líder de la SRA advirtió sin embargo que cree que el gobierno utilizó el incidente ocurrido en Lobería para sacar rédito político, a la vez que cuestionó las declaraciones del ministro de Justicia y Seguridad.
 
"Dice cosas que no tienen asidero. Estamos acostumbrándonos a eso, lamentablemenete, aunque se debiera esperar un poco más de racionalidad", señaló Biolcati.
 
Scioli fue agredido la semana pasada por productores agropecuarios durante su visita a Lobería, unos 450 kilómetros al sur de Buenos Aires, en el marco de una gira proselitista, en incidentes que fueron repudidados por todo el arco político, incluida la oposición.
 
El ex presidente Néstor Kirchner, esposo de la mandataria Cristina Fernández y candidato a diputado por Buenos Aires, acusó a "bandas fascistas".
 
En tanto, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, apuntó contra el frente opositor Unión-PRO, que reúne al peronismo disidente y al centroderechista PRO, liderado en Buenos Aires por el empresario Francisco De Narváez y principal contendiente del Frente Justicialista para la Victoria (FJPV, peronista) oficialista en el distrito.
 
"De Narváez y las patronales rurales no se pueden hacer los distraídos porque son ellos los que promueven los escarches y los actos de violencia contra los candidatos oficialistas", declaró Randazzo.

"Disfrazados de productores agropecuarios, dirigentes y militantes de Unión-PRO promueven los escraches y las agresiones, nosotros conocemos estas provocaciones a la cual nunca vamos a responder, pero sabemos muy bien que su metodología intenta empañar todas las cosas positivas de este gobierno", sostuvo.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)