6 de January de 2010 00:00

El roscón de Reyes es una tradición importada

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Desde que regresó de España, Manuel Mite no olvida dos cosas: su peculiar acento madrileño y festejar   la tradicional “bajada de los Reyes”.

El  ecuatoriano  vivió   10 años en Madrid  y   retornó a Guayaquil hace dos.    Cada 6 de enero, recuerda, la  capital  española se llena de color.  “Los chavales esperan a los Reyes   en las calles.   Es una fiesta más grande  que     la Navidad”.

Pero a más de los sabios de Oriente de la  tradición cristiana, uno de los principales protagonistas es la rosca  de Reyes,  típica de esta festividad  española.

La  favorita  de Mite era la que preparaba  una panadería   ubicada  a   la salida del metro de Madrid.   “Es    un roscón grande, con    nueces, pasas y     caramelo”.

La mañana de ayer, mientras recorría el centro de Guayaquil, Mite aprovechó para visitar  algunas panaderías. En las  vitrinas resaltan  roscas de todo tipo:  con frutas confitadas,   crema pastelera, rellenas de chocolate, con nueces...

En la  cocina del hotel Unipark (Chile y Ballén),  un olor dulzón se escapa por la puerta del horno. En los mesones unos 20   cocineros  trabajaban    para   producir 
 3 000 roscas. Hoy, la meta del  Unipark  es preparar   5  000.

La mezcla de harina, huevo, azúcar,  mantequilla y esencias  da   vueltas en las bandejas.  Las manos del chef César Maldonado, jefe de cocina del Unipark, dan forma a la rosca.   
“Por la migración, la tradición   creció     hace   10 años”. 

En las vitrinas del Uni Deli,  la  rosca de Reyes resalta.  Su   precio es de USD 5. Rafael Triviño compró con tiempo la suya. “Me gusta compartirla en familia”, cuenta. 

Entre briollos y  enrollados,   la rosca  gana espacio   en la estantería    de  la panadería  California (Aguirre y Boyacá). Desde  el lunes, el  local   vende   300 roscas. 

Su administradora, Evelyn  Guadalupe,   dice  que hay roscones para  todo gusto.  “Hay con    manjar y  de   chocolate. Las  grandes cuestan  USD 5  y las chicas    USD 3,50”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)