11 de January de 2010 00:00

Roque Sevilla renunció a la Iniciativa Yasuní-ITT

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

La declaración del presidente Rafael Correa de que se trata de una “negociación vergonzosa que atenta contra la soberanía” la estructura del fideicomiso es lo que más le empujó a tomar la decisión drástica. Roque Sevilla renunció hoy a la Presidencia del Consejo Administrativo y Directivo de la Iniciativa Yasuní-ITT.

En una ceremonia llena de solemnidad, el 6  de junio de 2007, Correa  lanzó la propuesta de no explotar 846 millones de barriles de crudo. Esta es la reserva calculada en el  bloque Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), ubicado en el extremo este del Parque Nacional Yasuní.

Con la propuesta ecuatoriana se busca ayudar a evitar la emisión de 407 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2), uno de los responsables del calentamiento global.
  
Sin embargo,  en su cadena radial del sábado, el Presidente de la República hizo varios cuestionamientos. Insistió en que los países donantes querían imponer las condiciones del fideicomiso que está en proceso con el Programa para el Desarrollo de Naciones Unidas (PNUD).

Alexis Mera, asesor jurídico de la Presidencia de la República, manifestó que   “recién hace pocos días la Presidencia analizó el fideicomiso y por eso las observaciones. Lo que pretendía Roque (Sevilla) es aceptar todo lo que nos imponía el PNUD”. 
 
No obstante, Sevilla refutó al señalar que “eso no es cierto. Ecuador desde el inicio propuso como una decisión sobre  crear un fideicomiso. Además, no habrá imposición ya que tres de los seis miembros del Directorio serán puestos por el Gobierno, dos de los donantes y uno del PNUD. Aparte que los donantes aún ni siquiera conocen la estructura del acuerdo administrativo”.        

Ni los argumentos explicados hace un mes por los miembros del Consejo convencieron a Correa. Allí, según Sevilla, se le explicó que Alemania, España y Bélgica habían comprometido aportar entre USD 972 millones y 1232 millones, durante 13 años. Además de otras ofertas de Francia y Suecia por USD 532 millones. Sumados dan un 49% del objetivo que el Presidente pidió se cumpla hasta diciembre de 2010, aunque en estos últimos días bajó el plazo a junio de este año.
 
Solo si no se cumplía con  el 100% de las expectativas de recibir los aportes a cambio de dejar el crudo bajo tierra, el Gobierno actual decidiría explotar la reserva del ITT.

Roque Sevilla teme que se trate de “presiones muy importantes del sector petróleo, el cual estaba convencido que nunca lograría el apoyo internacional para dejar bajo tierra el 20% de las reservas de crudo del país”.
  

Sevilla lideraba  un tercer grupo que intentó concretar la Iniciativa Yasuní-ITT. Al inicio estuvo impulsada por el ex ministro de Minas y Petróleos Alberto Acosta y  luego por otro grupo desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.
 


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)