13 de mayo de 2015 18:03

El robo de recicladoras genera problemas en la recolección en Santo Domingo

Los contenedores metálicos han sido sustraídos en distintos puntos de la ciudad de Santo Domingo. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Los contenedores metálicos han sido sustraídos en distintos puntos de la ciudad de Santo Domingo. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Bolívar Velasco

La recolección de la basura en la ciudad de Santo Domingo de los Colorados, en la provincia tsáchila, tiene problemas. De las 250 toneladas que diariamente se generan en la urbe, el 60% (150 toneladas) no se puede recopilar con normalidad debido a que los recipientes denominados recicladores, y que se colocaron en estos lugares, fueron sustraídos por desconocidos.

Unos 40 de los 80 recipientes de acero inoxidable, que hace tres meses instaló el Municipio para facilitar el acopio, se fueron desapareciendo de a poco en ese mismo período. Las papeleras ya no están y el Cabildo cree que fueron sustraídas por presuntos chatarreros que necesitan el material para fundirlo y emplearlo en actividades desconocidas.

Debido a estos problemas, la Dirección Municipal de Saneamiento y Gestión Ambiental emitió un informe, y entre otras cosas, se dispuso denunciar lo sucedido en la Fiscalía.

Según la dependencia, en las recicladoras hay una inversión de USD 5 000 y son parte del plan de mejoramiento de la recolección de desechos en la ciudad.

En la denuncia se detalla que las estructuras que sostenían los recipientes metálicos fueron los únicos que quedaron en el lugar donde se encontraban.

Esto supone que los pedestales no pudieron ser retirados porque estaban sujetos a las veredas y reforzados con hormigón armado, señaló Jaime Pazmiño, director de Saneamiento y Gestión Ambiental.

Las recicladoras se colocaron en cuatro sectores y ahora causan inconvenientes a los transeúntes quienes se ven obligados a llevar desechos pequeños o arrojarlos en el suelo.

Luisa Donoso dice que eran necesarias para dejar los desechos en orden, aunque muchas veces las encontraba repletas y debía llevarlos a otro lugar para no dañar el ornato de Santo Domingo.

La falta de los contenedores ha hecho que la basura desperdigada contamine las aceras y dañe el ornato de Santo Domingo. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

La falta de los contenedores ha hecho que la basura desperdigada contamine las aceras y dañe el ornato de Santo Domingo. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Pazmiño incluso indica que el personal encargado de la recolección tiene que levantar la basura del suelo minuciosamente porque muchas veces se tratan de desechos pequeños.

Pero no es el único robo a los bienes públicos, pues también es frecuente que se sustraigan las tapas de alcantarillas. Según el Municipio, el año pasado se colocaron 300 tapas en los sitios donde las alcantarillas quedaron a la intemperie.

El alcalde Víctor Manuel Quirola cree que los atracos se estarían produciendo en las noches y por eso no descarta solicitar al ECU 911 los videos para identificar a los sospechosos de estos robos.

Quirola asegura, por ejemplo, que en la avenida Quito se sustrajeron cinco papeleras y en este tramo hay cámaras de vigilancia que podrían aportar con pistas.

Según un agente de la Policía, en Santo Domingo hay lugares donde se anuncia la compra de hierro fundido, lo cual podría atraer a delinquir a las personas que roban las tapas de alcantarillas que son hechas de este material. El investigador explica que en estos lugares, sujetos a fiscalización, se compra la libra de hierro en USD 5 y entre más cantidad lleven pueden ganar más dinero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)