7 de julio de 2018 00:00

Riobamba promociona su ruta de verano en este 2018

Las rutas en bicicleta comprenden cinco parroquias y se extienden hasta las lagunas de Atillo, en Guamote. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Las rutas en bicicleta comprenden cinco parroquias y se extienden hasta las lagunas de Atillo, en Guamote. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Cristina Márquez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nuevos productos turísticos, que se suman a la visita al volcán Chimborazo, se promocionan en Riobamba. Una campaña oferta un recorrido en bicicleta por cinco ­parroquias rurales, visitas a las comunidades, y experiencias culturales.

La campaña se denomina Riobamba en tiempo de verano y su objetivo es alargar la estadía de los turistas en esta ciudad y difundir atractivos poco conocidos, para dinamizar la economía en parroquias y comunidades. Cinco operadoras se sumaron a esta iniciativa y ofrecen paquetes que cuestan entre USD 20 y 180.

La campaña responde a un estudio que realizó la Dirección Municipal de Turismo. Se descubrió que los turistas llegan atraídos por el volcán, que es el principal atractivo turístico de la provincia, pero que no permanecen en la ciudad porque desconocen otras actividades en las parroquias.

En el 2017, por ejemplo, Riobamba recibió la visita de 37 205 turistas durante los tres meses de verano. Esa cifra representa casi el 30% del total de visitas del año (124 000).

“Esta época tiene alta importancia para nosotros, porque es cuando se dinamiza la economía de los hoteles, restaurantes y prestadores de servicios. Con esta campaña esperamos llevar a los visitantes también a las comunidades y parroquias”, dice Gabriela Murillo, directora de la Unidad de Turismo de Riobamba.

Las cinco operadoras que forman parte del proyecto diseñaron paquetes especiales. Se combinan visitas al volcán con recorridos a otros sitios de la ciudad y experiencias culturales en las comunidades.

“La idea es enganchar al turista con la visita al Chimborazo, que sigue siendo el sitio más visitado, pero incluir en el itinerario a nuevos emprendimientos y rutas”, explica Cristian Cruz, técnico de turismo.

El recorrido por las cinco parroquias rurales, que forman parte de una mancomunidad turística, es uno de los nuevos productos que constan en los paquetes. Se puede hacer en un día y cuesta de USD 25 a 35.

La ruta es ideal para recorrer en bicicleta. Se inicia en San Luis, a 5 minutos de Riobamba (vía hacia Macas), donde hay iglesias y museos, y concluye en las lagunas de Atillo, de paisajes naturales, ideal para avistar aves y tomar fotografías.

En el camino, los turistas pueden mirar el volcán extinto Tulabug. En el cráter hay una cancha de fútbol. Cerca al cerro está la quebrada de Punín, donde se ven con claridad las huellas de mastodontes marcadas en las rocas.

“Se hicieron estudios y se determinó que estas huellas pertenecen a esos animales extintos, por la forma de las garras y el tamaño. Se piensa que quedaron impresas en las rocas debido a que aún estaban incandescentes durante la última erupción del Tulabug, cuando una manada huía por este sitio”, comenta Cruz.

La ruta en bicicleta tiene 15 kilómetros y no se requiere ser un deportista experto para completar el recorrido, pero sí se recomienda tener una buena condición física.

En la parada final, Atillo (Guamote), se degustan platillos típicos preparados con truchas del río, que cuestan entre USD 5 y 6. A lo largo de este tramo, 13 restaurantes se instalaron en los últimos tres años.

“El turismo se incrementó en esta zona, por eso decidimos invertir. La llegada de turistas aún es baja, pero esperamos que con esta campaña el número se incremente”, dice Leila Pérez, propietaria de el restaurante Los Saskines.

En la campaña se difundirán otros sitios para visitar en la Reserva de Producción de Fauna Chimborazo. Además de los refugios, adonde se llega en vehículo, hay otros seis sitios con un alto potencial, como el templo Machay y el bosque de polylepis.

El itinerario incluye estadía en los centros de turismo comunitario situados en las faldas del volcán. Allí están Palacio Real y La Moya. Esos dos sitios ofrecen convivencia comunitaria. Los turistas pueden dormir en chozas y cabañas de estilo rústico, y participar en las actividades cotidianas.

“Tenemos altas expectativas para la temporada de verano. Esperamos copar la demanda hotelera entre agosto y septiembre”, dijo Patricio Costales, presidente de la Asociación de Hoteleros.

En contexto

En Riobamba funcionan 49 hoteles con 2 344 plazas disponibles. Los precios de alojamiento varían entre los USD 15 y 146. Las operadoras turísticas que forman parte de la campaña ofrecen itinerarios de uno a cinco días, que cuestan en promedio USD 180.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)