19 de May de 2015 19:04

En Riobamba la fiesta del fin de semana se enciende con el ‘avenidazo’

Según los registros de la Dirección de Turismo del Municipio de Riobamba, en la urbe funcionan 41 bares, 18 discotecas y 186 restaurantes, la mayoría situados en ese sector de la ciudad. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Según los registros de la Dirección de Turismo del Municipio de Riobamba, en la urbe funcionan 41 bares, 18 discotecas y 186 restaurantes, la mayoría situados en ese sector de la ciudad. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Cristina Márquez

El tránsito se agudiza, las luces se encienden y un constante desfile de mujeres con tacones altos y hombres perfumados empieza en la avenida Daniel León Borja, cuando anochece en Riobamba, una ciudad andina del Ecuador.

El escenario se repite todos los fines de semana. Los viernes y sábados, por la noche, la considerada como calle patrimonial se convierte en un punto de encuentro para centenares de jóvenes que van en busca de entretenimiento nocturno.

Todo el movimiento se concentra en bares, restaurantes, karaokes y discotecas que están desde la calle Carabobo, al frente de la estación del tren, hasta la calle Carlos Zambrano. Los noctámbulos denominan ‘avenidazo’ al trayecto de la Daniel León Borja, entre ambas vías.

Según los registros de la Dirección de Turismo del Municipio de Riobamba, en la urbe funcionan 41 bares, 18 discotecas y 186 restaurantes, la mayoría situados en ese sector de la ciudad. El número de establecimientos prácticamente se duplicó desde el 2013. Antes de ese año funcionaban únicamente 28 bares, 8 discotecas y 163 restaurantes.

Según los registros de la Dirección de Turismo del Municipio de Riobamba, en la urbe funcionan 41 bares, 18 discotecas y 186 restaurantes, la mayoría situados en ese sector de la ciudad. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

El mercado de entretenimiento nocturno en Riobamba es tan amplio que a ningún establecimiento le falta clientela. Por ello es visible la presencia de público nocturno en mayor cantidad, lo que también atrajo a nuevos inversionistas.

Las residencias familiares y oficinas que funcionaban en la avenida incluso se modificaron para convertirse en sitios de concurrencia que ahora se consideran un 'negocio redondo'. El movimiento se inicia a partir de las 20:00, ya sea a pie o en auto con música a volumen alto. La afluencia de jóvenes es masiva y resulta difícil moverse en las calles.

En ambos costados de la avenida, los rótulos luminosos de los establecimientos anuncian un menú variado. Hay opciones para todos los gustos, desde restaurantes de comida rápida hasta establecimientos que ofertan un menú elaborado. También se ofertan cocteles, música en vivo, baile y para los amantes del canto karaokes para todos los gustos.

La primera parada en el recorrido del entretenimiento nocturno es el Fogón Sport, un restaurante situado en la parte alta de la Giralda Plaza. La carta está compuesta por platos de la cocina internacional seleccionados según el gusto de los clientes, pero también se busca conservar la identidad local por lo que todo cliente es recibido con un plato de chochos con chulpi tostado (maíz).

“Decidimos iniciar este negocio pensando en la gente de Riobamba y también en los turistas, que buscan saborear los productos locales”, afirma Cristian Costales, el propietario. Así surgió la idea de vender cerveza con hielo del Chimborazo. Ese es uno de los cocteles más vendidos en ese sitio.

Para los amantes de los cocteles, las preparaciones de Luis Carrera, el ‘bartender’ del Bar Restaurante La Rayuela, están entre las favoritas. En ese sitio hay 12 tipos de estas bebidas que cuestan entre USD 3 y 5.

Según los registros de la Dirección de Turismo del Municipio de Riobamba, en la urbe funcionan 41 bares, 18 discotecas y 186 restaurantes, la mayoría situados en ese sector de la ciudad. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Una variedad de margaritas de sabores y el famoso 'Mojito Rayuela', son los cocteles más pedidos por los clientes. Allí, la especialidad también es una tabla de picadas con costillas de cerdo, alitas de pollo y camarones. “Los clientes pueden saborear sus bebidas en una terraza con vista a la avenida, eso es parte de la experiencia”, afirma Cayetana Cruz, administradora del lugar.

Para quienes prefieren el baile, hay 18 discotecas de diversos géneros. Cocoa by Tenta es una de las predilectas, los jóvenes incluso forman largas filas de espera para ingresar. Desde afuera se escucha su música tropical y el reguetón.

Al V8, un bar ambientado a la década de los 50, acude un público más ejecutivo. La música retro es la esencia de este sitio, acompañado de un menú especialidado en carnes. Luego está la posibilidad de bailar los éxitos modernos en la discoteca Kiu, ubicada en la parte alta.

“El concepto del bar y la discoteca están pensados en el entretenimiento del riobambeño promedio. Aquí la gente puede conversar, compartir una bebida o un plato fuerte y luego bailar hasta las 2:00”, dice el propietario Mauro Cisneros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)