12 de octubre de 2015 20:40

El río Blanco es dragado para controlar los efectos de El Niño

La maquinaria se encuentra trabajando en este afluente, que es de menor calado, a fin de evitar emergencias como las ocurridas en abril de 2015. Foto: Cortesía.

La maquinaria se encuentra trabajando en el afluente a fin de evitar emergencias como las ocurridas en abril de 2015. Foto: Cortesía.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
María Victoria Espinosa

Varias máquinas ingresaron al río Cristal de la parroquia Valle Hermoso de Santo Domingo de los Tsáchilas, para extraer material pétreo y así proporcionarle más profundidad al afluente. Esta es la primera parte del proyecto del dragado del río Blanco, que realiza la Prefectura de Santo Domingo para mitigar los efectos del Fenómeno de El Niño en la provincia de los tsáchilas, ubicada al occidente de Ecuador.

En el momento, la maquinaria se encuentra trabajando en este afluente, que es de menor calado, a fin de evitar emergencias como las ocurridas en abril de 2015, cuando el río Cristal se desbordó e inundó a varios sectores de la parroquia. Se tenía previsto que los trabajos concluyeran este 12 de octubre de 2015 y luego se empiece en el río Blanco.

El Prefecto, Geovanny Benítez, aseguró que este trabajo evitará el desbordamiento del afluente y por ende las inundaciones en la parroquia, en la que viven 10 000 personas. Esta zona junto a la de Alluriquín, ubicada en la vía Alóag Santo Domingo, son consideradas las más riesgosas, porque están rodeadas de ríos caudalosos.

El prefecto aseguró que desde esta semana, la maquinaria empezará a trabajar en el río Blanco y que este proyecto servirá para controlar el cambio del curso del río a causa de la acumulación de sedimentos. Además, evitará la erosión lateral en las orillas del río Blanco y también disminuirá la amenaza de desprotección de las bases del puente de acceso para llegar a Valle Hermoso.

La maquinaria se encuentra trabajando en este afluente, que es de menor calado, a fin de evitar emergencias como las ocurridas en abril de 2015. Foto: Cortesía.

Esta obra costará USD 500 000. Se tiene previsto extraer entre 95 000 a 98 000 metros cúbicos de material pétreo, a una profundidad de tres metros. Los trabajos tendrán una duración de tres meses.

En la zona urbana de Santo Domingo, en cambio, se está priorizando la limpieza de alcantarillas. Para ello se adquirieron 70 tapas y 526 rejillas de hierro dúctil. Estas tendrán un sistema de seguridad para evitar que sean sustraídas. El Municipio de Santo Domingo invirtió USD 124 950, 23.

El alcalde Víctor Manuel Quirola aseguró que según los últimos informes climáticos, se prevé que a finales de octubre empiecen fuertes lluvias en la región Costa del país. Por ello instó a los santodomingueños a que no boten basura en las alcantarillas o lotes baldíos para evitar emergencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)