18 de junio de 2014 18:33

Arroz, maíz, banano y cereales serán afectados por el fenómeno de El Niño

cultivo de arroz

El cultivo de arroz, junto al banano y algunos cereales serían afectados por los efectos del clima, durante el fenómeno de El Niño. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 3
Redacción Ecuador

Arroz, maíz, cacao, café, banano, pastizales, tubérculos y cereales son los cultivos que tienen mayores probabilidades de ser afectados por el fenómeno de El Niño en Ecuador.

La FAO anunció esta semana que los cultivos de Sudamérica y el Caribe, África meridional y los países del Cuerno de África y el sudeste asiático “son los que más podrían quedar afectados por el fenómeno meteorológico de El Niño”.

En el informe, de seis páginas y escrito en inglés, se indica que parte del sur del América Latina recibirá lluvias más intensas, las cuales afectarán a zonas de cultivos de cereales en Argentina, sur de Brasil y Uruguay.

“Las fuertes lluvias de finales de año podrían retrasar la siembra de los cultivos de cereales, que serán cosechados a partir de marzo”.

La FAO entregó este dato como parte de la actualización que hizo a su Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la Alimentación y la Agricultura, con el fin de revisar los posibles impactos que tendrá este fenómeno climático en la producción agrícola mundial durante el período 2014-15.

Nicola Mastrocola, de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Quito, explica que en Ecuador son vulnerables los cultivos de arroz, cacao, banano, café y pastizales en la Costa, porque se encuentran en zonas que siempre se inundan; se pueden perder por la pudrición.

En la Sierra, son los cereales y los tubérculos, que serán perjudicados por el exceso de lluvias, que provocarán el aparecimiento de enfermedades.

La afectación puede ocurrir durante la fase de cultivo, pero el daño será peor cuando los cultivos estén en la etapa de madurez para la cosecha. En esa fase, las pérdidas son mayores, porque simplemente no se puede cosechar nada.

En el caso de los pastizales, sobre todo en la Costa, afectará a toda la cadena de la ganadería, porque no habrá alimento para las reses.

Esas pérdidas se traducirán en un problema para la seguridad alimentaria que no es más que la provisión de alimentos para los ecuatorianos. Es decir, significa que no habrá suficiente comida y lo poco que habrá no será de calidad. Eso a la larga incidirá en la carestía de los alimentos, debido a la escasez.

Los pronósticos indican que existe un 70% de probabilidades de la ocurrencia de El Niño y que ya se encuentra en desarrollo. Según el informe de la FAO, entre septiembre del 2014 a febrero del 2015 se tiene una probabilidad de más del 80%.

Lea el informe completo en este link

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)