15 de marzo de 2015 10:04

Patiño: 'Gobierno está contento e indignado por situación de Assange'

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño (i), y su homóloga de Venezuela, Delcy Rodríguez (d), conversan durante la reunión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) el sábado 14 de marzo de 2015, en la sede de l

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño (i), y su homóloga de Venezuela, Delcy Rodríguez (d), conversan durante la reunión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el sábado 14 de marzo de 2015, en la sede de la Unasur en Quito (Ecuador). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 40
Agencia EFE

El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, señaló el 14 de marzo que los integrantes del Gobierno están "contentos" por el anuncio de que se tomará declaración a Julián Assange en la embajada del país andino en Londres, pero también "indignados" por la tardanza de la decisión.

"Estamos muy contentos, por un lado por el hecho de que se haya tomado la decisión de hacerlo (tomar declaración), pero también indignados por el hecho de que se hayan tomado tanto tiempo y alguien tendrá que responder por esa violación a los derechos humanos de Julián Assange", dijo Patiño a la prensa.

Aseguró que ven con "mucha satisfacción" que lo que el gobierno de Ecuador pidió hace dos años y medio a la justicia de Suecia, ahora se vaya a concretar, pero se lamentó de que Assange haya debido estar confinado en la embajada de Ecuador en Londres por alrededor de mil días.

"Quién le paga a Julián Assange los mil días de confinamiento absurdo, ilegitimo, injusto?", preguntó el titular de la diplomacia ecuatoriana, quien señaló que están complacidos "de que el mundo entero sepa que lo que dijo el gobierno de Ecuador desde un principio era lo correcto".

Para el canciller, ésta es una nueva demostración de que en política internacional se debe actuar con "firmeza, valentía y principios" y "no por conveniencias, no acomodándose a las circunstancias, no con miedo".

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que darán "todas las facilidades" para que se interrogue a Assage, fundador de WikiLeaks, asilado en la embajada del país andino en Londres por miedo a ser extraditado a Estados Unidos y juzgado por revelar información confidencial.

Desde Copenhague se informó que la fiscal superior Marianne Ny envió una solicitud a los abogados de Assange para interrogar al fundador de WikiLeaks en Londres en el caso de cuatro presuntos delitos sexuales por los que, en 2010, fue dictada contra él una orden de prisión preventiva en ausencia en Suecia.

El motivo del cambio de decisión de Ny, que hasta ayer se había negado a viajar a Londres apelando a la legislación sueca, es que varios de los delitos de los que Assange es sospechoso prescriben en agosto de 2015, explicó la Fiscalía en un comunicado.

En su informe semanal de labores, Correa aseguró que "es una gran noticia" la decisión de interrogar a Assange en Londres.

"Es lo que se debió hacer hace mil días, desde el inicio, desde que se asiló Julián Assange en la embajada del Ecuador", comentó Correa al apuntar que "jamás" tuvo su país la intención de interferir en la justicia sueca.

"Finalmente se han decidido a hacerlo (interrogar a Assange) y, por supuesto, Ecuador va a dar todas las facilidades para que el fiscal sueco interrogue a Julián Assange en la embajada, incluso se lo puede interrogar por vídeo", apuntó.

La investigación del caso abierto en Suecia por presuntos delitos sexuales contra Assange dio un giro al acceder la Fiscalía a interrogar en Londres al periodista australiano, cuya organización ha divulgado millones de documentos secretos, entre ellos varios cientos de miles del Pentágono estadounidense.

Assange, a quien Ecuador concedió asilo político el 16 de agosto de 2012, es investigado por cuatro supuestos delitos, que él niega, contra dos mujeres cuando estaba de visita en Suecia en agosto de 2010, pero no ha sido acusado formalmente con cargos.

El proceso ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y una reapertura del caso que había sido reducido inicialmente a un delito menor.

Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 y entonces comenzó un largo proceso judicial en el Reino Unido, que culminó cuando el Supremo británico rechazó su último recurso.

Ecuador concedió entonces asilo político al australiano para evitar que pudiese ser enviado desde Suecia a Estados Unidos, donde supone que podría afrontar un juicio militar por la información confidencial difundida en WikiLeaks.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (4)