13 de junio de 2018 14:36

Ricardo Lagos y Nebot expusieron sus pensamientos sobre política, libertad de expresión y desarrollo

El expresidente chileno Lagos y el alcalde Nebot. Foto: Cortesía Cámara de Comercio. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El expresidente chileno Lagos y el alcalde Nebot. Foto: Cortesía Cámara de Comercio. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 12
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El expresidente de Chile, Ricardo Lagos, conjuntamente con el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, protagonizaron la conferencia Camino al Desarrollo, que se efectuó en el Quórum del Paseo San Francisco, al nororiente de Quito.

El evento se inició pasadas las 11:40 de este miércoles, 13 de junio del 2018. Más de 1 000 personas asistieron al conversatorio, que fue organizado por la Cámara de Comercio de Quito.

Patricio Alarcón Proaño, presidente de la Cámara, aperturó la conferencia con un análisis de la época de transición que vive el país, después de 10 años del correísmo. El dirigente adelantó que se realizarán más conferencias de este tipo, que contribuyan al debate para mejorar la gestión pública y el manejo económico en el país.

El primer conferencista en intervenir fue Jaime Nebot. El alcalde de Guayaquil, desde el 2000, señaló que es primordial pensar primero en una administración pública adecuada, que maneje eficientemente la economía, para poder atender de mejor manera las demandas sociales.

El líder socialcristiano apuntó que no se puede llegar al desarrollo, sin libertad de expresión y pensamiento. Resaltó la necesidad de una articulación entre la empresa privada y el Estado, para dinamizar la economía. Eso requiere, agregó, ofrecer seguridad jurídica para atraer inversión extranjera.

Nebot insistió en que los gobernantes deben tener una actitud sensata, respetando la opinión del resto y sin dar cabida al odio y al sectarismo. Insistió en que la "verdadera revolución" es la que logre el bienestar colectivo.

El expresidente de Chile, Ricardo Lagos, dio su ponencia con una perspectiva global, en la que el cambio de época marca las agendas políticas.
Lagos hizo hincapié en que la irrupción tecnológica y las nuevas necesidades que la población salida de la pobreza requieren, hacen que los gobernantes tengan que tomar estrategias nuevas, que se adapten a ese entorno.

También se refirió a los casos de corrupción de la región y sostuvo que no se puede alcanzar el desarrollo sino hay credibilidad y confianza en las élites políticas. Para ello, subrayó que se necesita rescatar la ética en la política.

Eso supone, dijo, la aparición de liderazgos que sacrifiquen el interés personal por el interés colectivo. "A la gestión publica se entra para servir y no para servirse", señaló Lagos.

El expresidente chileno apuntó que lo peor que le puede pasar a un país, es que se le impongan ideas. Insistió en que algunos gobernantes suelen aferrarse a "fetiches ideológicos del siglo XX", sin darse cuenta que hoy son otros los parámetros que se deben tomar en cuenta para hacer política pública.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)